Inicio / Noticias / Actualidad / ¿”Doctora” Bachelet? Aquí toda la verdad

¿”Doctora” Bachelet? Aquí toda la verdad

En los dos artículos anteriores, D-P Chile demostró en forma fehaciente que nuestra Presidenta de la República, doña Michelle Bachelet Jeria no posee documento original alguno que demuestre que ella es Licenciada en Medicina, Médico Cirujano, Pediatra y Epidemióloga.

En efecto, pese a que –en diversos oficios- los rectores Víctor Pérez Vera y Ennio Vivaldi Véjar, en representación de la Universidad de Chile, aseguraron inicialmente que doña Michelle Bachelet habría obtenido su Licenciatura en medicina el 22 de octubre de 1982 y el título profesional de Médico Cirujano el 7 de enero de 1983, lo concreto es que –tras haberse apersonado Contraloría General de la República- se terminó que no existían, en el expediente de Bachelet, más que meras fotocopias sin valor probatorio alguno, adoleciendo de inexistencia de documentos originales de sus diplomas.

De igual modo, la Universidad de Santiago de Chile (USACH), luego de haberle conferido a la Mandataria un Grado Honorífico de Doctor por haber cursado con éxito la especialidad de Pediatría y de Epidemiología, decide emitir un nuevo Decreto –en marzo de 2015- en donde le quitan tales méritos, además de no entregarle ni el diploma del Doctor Honoris Causa, ni la medalla con la consabida humillación de no inscribir su nombre en el Libro de Oro de la USACH.

Bachelet-Andres-Montes 001

 

 

 

 

 

 

 

 

Finalmente, se expuso documentación que en septiembre de 2014, fue conocida por el Ministerio Público –en causa RUC 1400708296-8 – según la cual doña Michelle Bachelet habría ingresado clandestinamente en mayo de 1981 junto a otros chilenos, lo cual demostraría que no era posible que la Mandataria hubiese entrado formalmente a Chile ni menos a estudiar en la Facultad de Medicina en abril de 1979; lo que se condice con las Listas Oficiales emitidas por el Ministerio del Interior de la época, conteniendo los nombres de chilenos exiliados autorizados a retornar al país a partir del 25 de diciembre de 1982.

Probado lo anterior, y dando enteramente por reproducida la información que D-P Chile ha compartido en sus dos capítulos anteriores, sólo queda determinar si la actuación del Ministerio Público, respecto de la denuncia causa RUC 1400708296-8 interpuesta por don Rodolfo Novakovic, se ajustó o no a derecho.

Para ello, y antes de abordar el tema, D-P Chile estima necesario distinguir conceptualmente la clasificación de los Delitos, así como el marco jurídico por el cual se rige el Ministerio Público habida consideración de la entrada en vigencia de la Nueva Reforma Procesal Penal.

Distinción entre Delitos Permanentes y Delitos Continuados en el Tiempo

Licenciatura-Octubre-1982

 

 

 

 

 

 

En Chile los delitos se clasifican, según su forma de ejecución, en Delito Instantáneo, Delito Permanente, Delito Continuado, Delito Flagrante y Delito Conexo (o compuesto). Así, por ejemplo, el rapto o el abandono de una familia constituiría un ejemplo de Delito Permanente, ya que después de la consumación de aquel continúa la vulneración jurídica, en tanto que quien introduce una partida de contrabando repartiéndola en varios lotes, o quien provoca un envenenamiento aplicando dosis sucesivas de algún producto, o quien ejerce en diversos tiempos y lugares (en forma ilegítima) una profesión para la cual no tiene la autorización expresa, son ejemplos de Delito Continuado, pues el autor de tales delitos, obedeciendo a una misma resolución y configurando el mismo delito, lo lleva a efecto mediante una serie de actos idénticamente vulneratorios. En el caso de quien ejerce ilegítima e ilegalmente una profesión la ley no da relevancia a los actos individuales (pues en tal caso, serían varios delitos) sino que sólo distingue en que la persona, en forma continuada, comete -en el tiempo- un único delito, esto es, el ejercicio ilegal de una profesión para la cual no tiene ni los estudios ni los documentos que la acreditan o autorizan para ejercer como tal. De esta forma, cada vez que el delincuente comete un acto, dentro de un delito continuado, interrumpe la prescripción del mismo.

Medico-Enero-1983

Así entonces, si un ciudadano chileno o un extranjero -sin tener la documentación original que la acredite para una profesión- consigue maliciosamente, en los años 90’s, un título o diploma falso con el cual engaña, o pretende engañar, a las autoridades, a las instituciones, o a la ciudadanía en general, y continúa -al día de hoy- ejerciendo como tal, no puede solicitar la prescripción ante un Juez de Garantía, ni mucho menos ante un Fiscal del Ministerio Público, pues el delito -al ser continuado- debe necesariamente ser investigado en su origen, es decir, por un antiguo Juez del Crimen para luego dichos resultados e indagaciones ser remitidas al Fiscal respectivo para que prosiga la investigación desde la fecha en que el Ministerio Público entró en vigencia en la respectiva región del país hasta el día de hoy.

Conceptos Jurídicos Esenciales

Exceptuando los crímenes, delitos de sangre o de lesa humanidad (como Violaciones a los DDHH), el resto de los Delitos Instantáneos tienden a prescribir a los 5 ó a los 10 años de haberse perpetrado, de modo tal que una denuncia o querella criminal interpuesta hoy por Delitos Instantáneos sucedidos en los años 70’s, 80’s o 90’s, bien podrían podrían ser declarados prescritos por un Juez del Crimen de conformidad al Art. 107° del antiguo Código de Procedimiento Penal, ley N° 1853, que expresamente indica: “Antes de proseguir la acción penal, cualquiera que sea la forma en que se hubiere iniciado el juicio, el juez examinará si los antecedentes o datos suministrados permiten establecer que se encuentra extinguida la responsabilidad penal del inculpado. En este caso pronunciará previamente sobre este punto un auto motivado, para negarse a dar curso al juicio”.

En el mismo sentido, si el Delito Instantáneo o Delito Continuado fueron cometidos antes del inicio de la Nueva Reforma Procesal Penal, ni los Fiscales ni los Jueces de Garantía pueden juzgar ni fallar respecto aquellos hechos puesto que la disposición octava transitoria de la Constitución Política de la República establece expresamente “(1°) Las normas del capítulo VII “Ministerio Público”, regirán al momento de entrar en vigencia la ley orgánica constitucional del Ministerio Público. Esta ley podrá establecer fechas diferentes para la entrada en vigor de sus disposiciones, como también determinar su aplicación gradual en las diversas materias y regiones del país. (2°) El capítulo VII “Ministerio Público”, la ley orgánica constitucional del Ministerio Público y las leyes que, complementando dichas normas, modifiquen el Código Orgánico de Tribunales y el Código de Procedimiento Penal, se aplicarán exclusivamente a los hechos acaecidos con posterioridad a la entrada en vigencia de tales disposiciones”

En caso que un Fiscal se extralimite en sus funciones o manifieste un proceder erróneo o arbitrario, además de su propia responsabilidad civil, penal o administrativa, será el Estado de Chile el principal responsable; todo ello de conformidad a lo dispuesto en el Artículo 5º de la Ley 19.640, orgánica constitucional del Ministerio público que señala “(1°) El Estado será responsable por las conductas injustificadamente erróneas o arbitrarias del Ministerio Público. La acción para perseguir esta responsabilidad patrimonial prescribirá en cuatro años, contados desde la fecha de la actuación dañina. (2°) En todo caso, no obstará a la responsabilidad que pudiese afectar al fiscal o funcionario que produjo el daño, y, cuando haya mediado culpa grave o dolo de su parte, al derecho del Estado para repetir en su contra.”

Lo anteriormente expuesto entra en concordancia con lo expresado en el artículo 11 de la Ley orgánica del Ministerio Público que señala que “El personal del Ministerio Público estará sujeto a responsabilidad administrativa, sin perjuicio de la responsabilidad civil y penal que pudiere afectarle” y en relación con el artículo 45 del mismo cuerpo legal que expresa que “Los fiscales del Ministerio Público tendrán responsabilidad civil, disciplinaria y penal por los actos realizados en el ejercicio de sus funciones, de conformidad a la ley”.

Finalmente, los Fiscales Adjuntos, los Fiscales Regionales y el Fiscal Nacional no pueden ejercer la acción penal pública ni indagar hechos delictuales acaecidos antes de la fecha en que la ley indica la entrada en vigencia para las respectivas regiones, tal como lo dispone el artículo 4° transitorio de la Ley N° 19.640

Artículo 4º transitorio.- Las normas que autorizan al Ministerio Público para ejercer la acción penal pública, dirigir la investigación y proteger a las víctimas y los testigos, entrarán en vigencia con la gradualidad que se indica a continuación:

IV y IX Regiones            : 16 de diciembre de 2000.

II, III y VII Regiones     : 16 de octubre de 2001.

I, XI y XII Regiones       : 16 de diciembre de 2002.

V, VI, VIII y X Regiones: 16 de diciembre de 2003.

Región Metropolitana   : 16 de junio de 2005

Dentro de los plazos indicados, se conformarán gradualmente las fiscalías regionales, de acuerdo con los recursos que se aprueben en las respectivas Leyes de Presupuestos del Sector Público”.

Análisis del Caso Títulos de Bachelet

Si bien no sabemos a ciencia cierta la fecha exacta en que doña Michelle Bachelet consiguió los falsos diplomas –fotocopias- que la acreditan como Licenciada en Medicina y como Médico Cirujano, lo concreto es que –de los anteriores publicaciones dadas a conocer por D-P Chile– existen documentos oficiales, emanados por el propio Ministerio de Salud, que señalan que la Mandataria se habría presentado como Médico y como Epidemióloga a partir del año 1990; coincidiendo de que se trataría –por ende- de un Delito Continuado, que se inició en 1990 y se ha prolongado hasta la semana antepasada (cuando la Sra. Bachelet ante diversos medios de prensa se presenta como Médico y Pediatra, con ocasión de la inauguración de un consultorio).

Bachelet-Epidemiologa

Por tanto, cuando el ciudadano chileno poderdante don Rodolfo Novakovic Cerda presentó su Denuncia el 24 de junio de 2014 ante el Fiscal Nacional don Sabas Chahuán Sarrás, siendo recibida la misma, con fecha 14 de julio de aquel año, por el Fiscal Regional Metropolitano Zona Centro Norte, don Andrés Montes Cruz, la primera diligencia que debió haber concretado este último es haberse declarado incompetente para investigar hechos anteriores al 16 de junio de 2015, al tiempo que debió remitir los documentos del denunciante al 34° Juzgado del Crimen de Santiago, para que iniciase la investigación formal de este Delito Continuado.

Recibidos los antecedentes del denunciante, el Juez del Crimen deberá determinar si le es aplicable la prescripción del Art. 107 del antiguo Código de Procedimiento Penal. Tras constatar que se trataría de un Delito Continuado, el magistrado del antiguo sistema debe dividir la investigación en dos partes.

En la primera parte, que corresponde al antiguo sistema, el Juez del Crimen debió ordenar la pericia de los diplomas y antecedentes que tiene la Universidad de Chile con aquellos que supuestamente se encontrarían en poder de la Presidenta, ordenar diligencias tendientes a determinar la fecha de entrada a Chile de la Mandataria (luego de su exilio), determinar si es efectivo que ingresó antes de diciembre de 1982, y en fin, indagar sobre todos los trabajos y cargos en los que doña Michelle fingió ser Médico, Pediatra y Epidemióloga hasta el 15 de junio de 2005; mientras que en la segunda parte, que deberá estar a cargo del Ministerio Público, el Fiscal Regional Metropolitano Zona Centro Norte debió indagar todos las veces que, desde el 16 de junio de 2005, doña Michelle Bachelet se hizo pasar por Médico, por Pediatra y por Epidemióloga, debiendo dichas indagaciones incluir aquel hecho sucedido en mayo de 2009 cuando ella procede a inscribirse como Médico Cirujano, en calidad de prestadora individual de salud, ante la Superintendencia de Salud de Chile, y así sucesivamente hasta hoy, cada vez que la Mandataria se presente en público fingiendo ser lo que no pude acreditar.

En resumen de cuentas, por tratarse de un Delito Continuado, ni el Juez del Crimen puede acoger solicitudes de prescripción –invocando el Art. 107° del antiguo CPP-, como tampoco los Jueces de Garantía a petición de los Fiscales pueden sobreseer o acoger causales de prescripción para este tipo de hechos, puesto que no tienen atribuciones legales para conocer de hechos acaecidos con anterioridad a la entrada en vigencia de la Nueva Reforma Procesal Penal.

Michelle Bachelet solicita Prescripción del Delito de Ejercicio Ilegal de la Profesión de Médico ante el Fiscal don José Morales Opazo

bachelet-Prestadora-Individual 001

Que Michelle Bachelet no es médico es hoy un hecho indesmentible y abiertamente demostrado por D-P Chile en base a la investigación de Novakovic. No obstante, una cosa es que los documentos demuestren esta conclusión y otra es que el propio Fiscal Jefe de Delitos de Alta Complejidad –don José Morales Opazo- haya citado al denunciante para hacerle ver que la propia Mandataria, por medio de sus abogados, solicitó la prescripción del Delito de Ejercicio Ilegal de la Profesión de Médico al demostrar que la última vez que ejerció como Médico Cirujano se remonta al mes de noviembre de 1991.

En efecto, y tal como a D-P Chile cuenta en exclusiva el denunciante: “El 27 de noviembre de 2014 fui llamado a declarar por el fiscal don José Morales Opazo, quien, en presencia de la abogada asistente don Fernanda Orpis, me confidenció que los abogados de Michelle Bachelet reconocían que ella no era médico pero que solicitaron la prescripción de los 10 años para el Delito de Ejercicio Ilegal de la Profesión de Médico. Acto seguido, siendo las 9:34 hrs, y en mi calidad de testigo, se levantó un acta con mi declaración donde aproveché de acompañar otros nuevos antecedentes”.

Novakovic dice a D-P Chile haber quedado sorprendido en extremo: primero, porque el propio fiscal don José Morales le confesó que Michelle Bachelet, por medio de sus abogados, reconocieron que la Mandataria no es Médico, y que –para evitar que los hechos fuesen derivados al 34° Juzgado del Crimen- invocan causal de prescripción de los 10 años de haber perpetrado el delito; segundo, porque al denunciante le pareció increíble que un Fiscal, quien siendo abogado, haya decidido mantener una investigación de hechos acontecidos antes de junio de 2005, mostrando un notable desconocimiento de la ley vigente; y tercero, que para terminar dicha investigación, referente a la denuncia causa RUC 1400708296-8, el Ministerio Público hubiese recurrido al pronunciamiento de un Juez de Garantía.

Rodolfo Novakovic Cerda, quien se define como “el más modesto y humilde ciudadano chileno poderdante”, no oculta su asombro ante esta decisión adoptada por el Ministerio Público, y secundada por los Tribunales de Garantía, pese a saber que el denunciante conoce que no es la Nueva Reforma Procesal Penal la llamada a investigar el origen de estos hechos.

Decreto-Ex-1040

Pese a todo, y ahora rompiendo su silencio, el denunciante se siente parcialmente conforme con que un Fiscal como José Morales, en presencia de su abogada asesora doña Fernanda Orpis, le haya reconocido que MICHELLE BACHELET NO ES MÉDICO y que fue ella misma quien, por medio de sus abogados, solicitó la prescripción del Delito de Ejercicio Ilegal de la Profesión de Médico.

“Si alguien tiene dudas de lo que responsablemente aquí estoy exponiendo, puede consultarle directamente a José Morales y a Fernanda Orpis” –concluye Novakovic- “Yo demostré que nuestra Mandataria no es Médico, y ella –en vez de dar una pelea en tribunales- optó por solicitar la prescripción ante los fiscales; que aunque no procede, porque el Ministerio Público no tiene atribuciones para investigar delitos antes de 2005, sin embargo ello demuestra que mi modesta investigación ciudadana logró tocar, por primera vez, a un Presidente de la República en ejercicio. Ahora resta que el 34° Juzgado del Crimen haga su pega y que sea el actual Fiscal Nacional, señor Abbott, quien concluya esta labor y derive los antecedentes al correspondiente tribunal del crimen para probar lo que el mismo fiscal José Morales me reconoció aquella mañana del 27 de noviembre de 2014

La Moneda ofrece el cargo de Fiscal Nacional a José Morales

D-P Chile tomó conocimiento que, poco después de terminar con el Caso Títulos de Bachelet, habría sido el propio Palacio de La Moneda quien le habría ofrecido a José Morales postular al cargo de Fiscal Nacional. Y aunque inicialmente también habría trascendido que el Fiscal Regional don Andrés Montes estaría entre los candidatos, lo concreto es que, a poco andar decidió “bajar” su candidatura en busca del apetecido Sillón de Fiscal Nacional.

Con el transcurso de los meses, del total de once candidatos a Fiscal Nacional iniciales, finalmente sólo cuatro parecían tener las mejores posibilidades. En efecto, a mediados de septiembre de 2015, sólo cuatro eran los nombres que sonaban como posibles sucesores de Sabas Chahuán: Luis Toledo Ríos, Jorge Abbott Charme, José Morales Opazo y Rafael Mera Muñoz.

Finalmente, en noviembre pasado los candidatos favoritos fueron Jorge Abbott Charme y José Morales Opazo; siendo escogido –tras una reñida elección- la figura del primero.

Diputada Marcela Sabat es amenazada por investigar Caso Títulos de Bachelet

Teniendo entre manos la certificación, por parte de José Morales Opazo, de que Michelle Bachelet reconocía no ser médico y, seguidamente, que había invocado la prescripción de la pena para el delito de Ejercicio Ilegal de la Profesión de Médico, el denunciante decidió continuar indagando durante el año 2015 nuevos documentos que facilitaran –posteriormente- la investigación que iniciase el juez del 34° Juzgado del Crimen.

Dichas nuevas indagaciones alcanzaron su éxito cuando, con fecha 18 de mayo de 2015, Contraloría acredita haberse apersonado en la Prorrectoría de la Universidad de Chile comprobando la inexistencia de documentos, en original, que acreditasen los estudios de doña Michelle tales como diploma original de Licenciatura en Medicina y de Médico Cirujano.

El día 24 de junio de 2015 y mientras Rodolfo Novakovic realizaba algunos trámites en el Puerto de Valparaíso, a eso de las 16 hrs aproximadamente recibió una llamada telefónica del celular 99-716 87 67, quien aunque se identificó inicialmente como un Funcionario de La Moneda se negó a entregar su nombre y apellido. En una conversación que duraría más de 40 minutos el presunto funcionario le preguntó al denunciante las razones por las cuales él indagaba el título de Médico de la Presidenta, informándole –seguidamente- que por ley no se requiere tener estudios universitarios para postular a dicho cargo. Finalmente, tras reiteradas consultas por parte de Novakovic para que el funcionario indicase su nombre completo y cargo, el interlocutor dijo llamarse Juan Hidalgo y que antes había trabajado como empleado en la empresa Endesa S.A.

Tal sólo una semana después, con fecha 3 de julio de 2015, con ocasión de un almuerzo que Novakovic sostuvo con una amiga, éste se encontró con la Diputada doña Marcela Sabat, quien le confesó que estaba realizando una investigación junto a otros diputados referente a los títulos de Bachelet. Como la conversación se extendiera, la Diputada por Ñuñoa y Providencia se sumó finalmente al almuerzo contándole que –con fecha 24 de junio- ella, en calidad de Diputada, habría sido amenazada por un señor que la llamó precisamente del teléfono celular 99-716 87 67, es decir, el mismo individuo que una semana antes se había comunicado con Novakovic. La amiga de Rodolfo y el denunciante mismo instaron a Marcela Sabat a interponer la denuncia criminal ante las autoridades competentes así como solicitar que se iniciase una investigación formal para determinar el paradero y nombre concreto del desconocido.

Usando un celular que no era ni de Marcela Sabat ni de Rodolfo Novakovic, la Diputada procedió a llamar –delante de sus dos amigos- al número celular 99-716 87 67, contestando una mujer quien dijo que “Milton se encuentra manejando y, por ende, no puede contestar al teléfono…

En base a estos hechos sucedidos el denunciante nos entrega un correo electrónico que con fecha 21 de julio de 2015 remitió a la gerencia general de ENDESA S.A., sin que hasta la fecha, y pese a sus reiterados llamados, haya sido contestado. Aquí D-P Chile difunde el texto íntegro de la carta:

——————————–

Endesa-Carta

Señor Valter Moro,

Gerente General, Endesa
De mi consideración, 
Con fecha miércoles 24 de junio del año en curso, desde el celular 09-7168767 se comunicó a mi celular un señor que, primero, dijo llamarse JUAN HIDALGO, y que una semana después, cuando nos comunicamos junto a una Diputada de la República (a quién también había llamado ese mismo día 24 de junio) dijo llamarse MILTON HIDALGO. Según me contó la Parlamentaria este señor Milton o Juan Hidalgo la habría llamado antes en términos amenazantes.
Este señor dijo ser funcionario actual del Gobierno pero que antes habría ejercido como Funcionario o Ejecutivo en ENDESA. 
Por lo anterior, me interesa saber –antes de interponer la respectiva denuncia ante el Ministerio Público- si es efectivo que este señor, que usa el celular 09-7168767, es o fue funcionario de ENDESA.
Para que conste este correo y me sirva para de respaldo para la denuncia ante el Ministerio Público, estoy remitiendo copia del mismo al Director Administrativo de Palacio de la Moneda ([email protected]).
Para cualquier consulta no dude en comunicarse a mi celular: 07-6607430.
Atentamente le saluda
Rodolfo Novakovic Cerda
Cel. 07-6607430

————————

Novakovic comenta en exclusiva a D-P Chile que –hasta la fecha de la publicación del presente artículo- no tiene certeza de que la Diputada doña Marcela Sabat haya interpuesto la acción criminal en contra de quien la amenazó por involucrarse dentro del Caso Títulos de Bachelet, pero que ello demuestra el grado de desesperación –por parte de algunos- por evitar que otros chilenos se sumen a las indagaciones que él mismo ha inició en 2007 y 2008 con motivo del Caso Nutricomp ADN.

Conclusiones Finales

De las tres publicaciones que D-P Chile ha venido difundiendo, en base a la exhaustiva investigación del ciudadano denunciante don Rodolfo Novakovic, podemos extraer dos importantes conclusiones

1.- Que no existe documentación en original, ni en la Universidad de Chile, ni en Contraloría ni en los restantes órganos de la Administración del Estado, que demuestre que nuestra Presidenta de la República, doña Michelle Bachelet Jeria, es Médico, Pediatra o Epidemióloga; agravado por el hecho que tanto al denunciante como a nuestro medio, D-P Chile, la Mandataria se ha negado terminantemente a exhibirnos los diplomas en original y otorgar fotocopias en colores y tamaño natural que prueben sus estudios de pregrado y posgrado en Medicina.

2.- Que, a la luz de las declaraciones del denunciante, con fecha 27 de noviembre de 2014, en Audiencia sostenido en Fiscalía Centro Norte, el Fiscal Jefe de Delitos de Alta Complejidad, don José Morales Opazo -en presencia de la abogada asesora doña Fernanda Orpis- le reconoció no sólo que doña Michelle Bachelet habría reconocido no ser Médico, sino que además solicitó la prescripción del Delito por Ejercicio Ilegal de la Profesión argumentando a su favor haber trabajado como tal hasta fines de 1991.

Por ello, llama poderosamente la atención que, primero, los fiscales Andrés Montes y José Morales -en representación del Ministerio Público- no hayan cumplido con su obligación legal de derivar los antecedentes al Juez del 34° Juzgado del Crimen para que se hubiesen investigado este Delito Continuado que es anterior a junio de 2005; fecha en que entró en vigencia la Nueva Reforma Procesal Penal; y segundo, que habiendo solicitado la prescripción de los hechos, la Mandataria aún se presente ante todo el país -casi en forma desafiante- como Médico, Pediatra y Epidemióloga.

De igual manera, resulta sospechoso que Andrés Montes y José Morales se hayan presentado, casi inmediatamente después de dejar de lado la investigación del “Caso Títulos de Bachelet”,  como candidatos al sillón de Fiscal Nacional, sin haber dado cumplimiento con lo que ordena la ley para estos delitos, esto es, derivar los antecedentes entregados por el denunciante al 34° Juzgado del Crimen de Santiago, por lo cual ambos fiscales les cabe las responsabilidades arriba expuestas contenidas en los artículos 5°, 11° y 45° de la Ley N° 19.640.

El denunciante señala “usted, yo y cualquier ciudadano chileno podemos darnos el lujo de ser descuidados, y en cierto modo, hasta displicentes en el cumplimiento de determinadas normativas legales, pese a que se presume en nosotros el conocimiento de las mismas. Más, si cualquiera de nosotros pasamos a la acera de enfrente, ya sea como Presidente de la República, Ministro, Jefe de Servicio, Diputado o Senador, no debemos olvidar nunca la máxima que dice que la “mujer del César no sólo debe serlo, sino además parecerlo”

Novakovic agrega a nuestro medio, D-P Chile, que la Presidenta de la República de Chile debiera renunciar para así evitarse mayores humillaciones y desencantos. “Se sabe que doña Michelle tiene problemas con antiguos aneurismas, de modo que el exceso de trabajo, de estrés y los sinsabores que día a día nos muestra la política contingente, van directamente en detrimento de su salud. Quizá la incapacidad que muestra al momento de formular frases largas, de hacer un discurso coherente, etc., es un indicativo de que su salud no es compatible para continuar en un cargo que exige dedicación exclusiva. No es mi intención, como humilde ciudadano, hacer leña del árbol caído de modo que le pido a la Sra. Bachelet, ahora que ha quedado demostrado tanto con documentos como por las declaraciones emitidas por el Fiscal don José Morales, de que ella no es médico, ni pediatra ni epidemióloga, que dé un paso al costado y que presente su renuncia indeclinable antes de que los ciudadanos se la soliciten por escrito ante las instancias que la ley chilena otorga” -nos dice.

D-P Chile, en estas tres publicaciones ha demostrado que –cuando los Tribunales no hacen su trabajo- son los ciudadanos los llamados a asumir dichas tareas, subrogando a quienes tienen la obligación de hacerlo por ley. Lo importante es que las investigaciones –como las que nos ha presentado Rodolfo Novakovic- se hagan en términos respetuosos y convenientes. Como bien lo dice el denunciante: “el ciudadano chileno debe proceder con Mano de Hierro pero con Guante de Seda”.

Finalmente, y para no extender innecesariamente esta Tercera Parte, creemos necesario recalcar que D-P Chile solicitó encarecidamente, y en forma respetuosa, a la Presidenta que exhibiera sus diplomas en original con la finalidad que nuestro medio los pudiese filmar, solicitando paralelamente fotocopias de los mismos en colores y tamaño originales, a todo lo cual doña Michelle se ha negado en forma sistemática, existiendo –aún- más de tres Amparos pendientes ante el Consejo para la Transparencia (CPLT).

Si nuestra Mandataria hubiese accedido a las peticiones, que desde el año 2007 ha venido solicitando pacientemente Novakovic, en su calidad de ciudadano denunciante, y si hubiese accedido a las peticiones que D-P Chile latamente le ha solicitado, se habría ahorrado numerosas dificultades, pero en especial, la humillación que ella ha tenido que soportar como mujer, como madre y como Presidenta de la República de nosotros, ciudadanos chilenos poderdantes; y de paso, la destrucción de la credibilidad de una de las universidades más antiguas de nuestra patria, la otrora prestigiosa Universidad de Chile.

 

Fte: http://www.diariopurochile.com/

Comentarios
error: Contenido Bloqueado