1,7 millones de franceses horrorizados con el "este" a 2 manos se inscribieron en tiempo record para vacunarse después de que Macron endureciera las restricciones para no vacunados, expertos planean hacer lo mismo en Chile

1,7 millones de franceses horrorizados con el "este" a 2 manos se inscribieron en tiempo record para vacunarse después de que Macron endureciera las restricciones para no vacunados, expertos planean hacer lo mismo en Chile

Por RT

Al mismo tiempo, este martes se batió el récord diario de inyecciones administradas.

Cientos de miles de ciudadanos franceses se apresuraron a inscribirse para vacunarse contra el coronavirus después de que el presidente del país, Emmanuel Macron, advirtiera este lunes que los no vacunados enfrentarían restricciones, recoge Reuters. 

“Hoy 792.339 personas recibieron la inyección: récord batido. Este impulso debe amplificarse y continuar en las próximas semanas”, escribió este martes el primer ministro del país, Jean Castex, en su cuenta de Twitter. En comparación, durante las últimas semanas en el país se administraron 570.000 vacunas diarias en promedio.

Stanislas Niox-Chateau, uno de los fundadores de Doctolib, una de las aplicaciones más populares de servicios médicos en el país, informó sobre números récord de solicitudes después del anuncio del mandatario. En casi 24 horas, se registraron alrededor de 1,7 millones de citas para la vacunación a través de Doctolib. 

Este lunes Macron pronunció un discurso televisado, donde enumeró varios pasos destinados a combatir la propagación de la variante Delta del covid-19. En particular, afirmó que a partir de agosto se exigirá un certificado que demuestre que el titular tiene una prueba de covid-19 negativa, está completamente vacunado o se recuperó recientemente de la enfermedad, en diferentes establecimientos, incluidos bares, restaurantes, cafeterías y centros comerciales.

Al mismo tiempo, el presidente informó que las pruebas PCR ya no serán gratuitas a partir del otoño, a menos que se obtengan con receta médica. La medida debería servir como incentivo para que los ciudadanos reciban vacunas en lugar de simplemente repetir las pruebas.