Descubrieron evidencia de ADN de humanos antiguos en la cueva de Baishiya

Descubrieron evidencia de ADN de humanos antiguos en la cueva de Baishiya

Científicos chinos dicen que su descubrimiento apoya la hipótesis de que hace decenas de miles de años un grupo de antepasados ​​de los humanos modernos vivían en una cueva kárstica en lo que hoy se conoce como la provincia china de Gansu.

 

Los arqueólogos chinos han descubierto evidencia de ADN de humanos antiguos en la cueva de Karst de Baishiya en el condado de Xiahe. El ADN se recuperó de capas de sedimento encontradas en la cueva. El año pasado, los científicos descubrieron allí una mandíbula humana fosilizada. En ese entonces, no podían extraer ADN de él, pero después de una larga investigación, los arqueólogos llegaron a la conclusión de que la mandíbula pertenecía a los homínidos de Denisova, comúnmente conocidos como Denisovanos , una especie extinta de humanos arcaicos. Para los científicos, el nuevo hallazgo de ADN respalda su teoría sobre los denisovanos.

"Llenar un vacío académico nos ayudará enormemente a descubrir la evolución de los seres humanos en el este de Asia y los orígenes de los humanos modernos", dijo Zhang Dongju, profesor de la Universidad de Lanzhou en la provincia de Gansu y destacado científico del programa.

Los científicos elogiaron el último descubrimiento, lo denominaron el mayor hallazgo arqueológico de China y señalaron que tiene importancia mundial.

 

"El desafiante entorno natural en la meseta de Qinghai-Tíbet una vez nos hizo pensar que los asentamientos humanos aparecieron allí relativamente más tarde, migrando de otros lugares con mejores condiciones de vida. Sin embargo, ahora nos dicen que ese no es el hecho", dijo Wang Youping. profesor de arqueología en la Universidad de Pekín.

La Dra. Zhang y sus colegas comenzaron una investigación de campo en la Cueva Karst de Baishiya en 2018 y un año después comenzaron las excavaciones. Los científicos desenterraron 10.000 "especímenes", como herramientas de piedra y huesos de animales cortados y quemados, que dicen que es un signo de actividad humana. Según el Dr. Zhang, el último descubrimiento ha revelado solo la "punta del iceberg" sobre la vida de los denisovanos.

La investigación adicional puede arrojar más luz sobre la ascendencia de los humanos modernos en China, el este y el sudeste de Asia. Los científicos dicen que es posible que se descubran más fósiles de otras especies de humanos arcaicos durante futuras excavaciones.

Vía EXTRA