El gobierno del Reino Unido tan sólo deja salir a la gente “Una vez a la semana”

El gobierno del Reino Unido tan sólo deja salir a la gente “Una vez a la semana”

Por Steve Watson / Summit News

Traducido por el equipo de SOTT.net en español

El gobierno británico, según se informa, ha discutido el aumento de las restricciones de COVID aún más al permitir que las personas salgan de sus casas sólo una vez por semana.

Alegando que el Servicio Nacional de Salud está a punto de colapsar, el gobierno dice que está considerando implementar reglas más estrictas, incluyendo el uso obligatorio de mascarillas al aire libre, y prohibir las llamadas “burbujas extendidas”, en las que se permitía que la gente se reuniera con una persona de otro núcleo familiar.

Lo más escalofriante, sin embargo, es la revelación de que los ministros del gabinete han debatido en privado impedir que la gente hable entre sí en la calle y en los supermercados, e incluso impedir que la gente salga de casa más de una vez por semana, e introducir toques de queda.

Hablando con los periodistas, el ministro de vacunas Nadhim Zahawi dijo “estamos revisando todas las restricciones”, y añadió “estoy preocupado por los supermercados y la gente que usa mascarillas y siguiendo el sistema de un solo sentido, y asegurándose de que cuando esté lleno el supermercado, esperen afuera”.

“Me preocupan algunas de las imágenes que he visto de las interacciones sociales en los parques, si tienes que hacer ejercicio puedes salir únicamente para hacer ejercicio”, dijo Zahawi.

Una fuente del gobierno también dijo al Daily Telegraph que la norma actual que permite que la gente se reúna con una persona de otro núcleo familiar para hacer ejercicio “se está utilizando como excusa para que la gente vaya a tomar un café en el parque con sus amigos” y es probable que se deseche.

 

La fuente añadió que el gobierno está discutiendo “asegurarse de que la gente no esté usando su propia creatividad para interpretar las reglas como quiera”.

El informe sugiere que la aplicación de las normas se incrementará aún más, con multas in situ, que podrían aumentar de 200 a 500 libras esterlinas.

Las revelaciones vienen después de un fin de semana en el que se vio a la policía reprimiendo a la gente en las calles de Gran Bretaña. Surgió un video de la policía arrestando a personas que caminaban, se sentaban en bancos y tomaban café afuera.

Después de que la grabación se hizo viral, la policía afirmó, sin ninguna prueba, que todo el asunto fue montado por “manifestantes anticonfinamiento”:

Además, dos mujeres fueron interrogadas y multadas por la policía por ir a pasear a una zona remota a 5 millas de donde vivían, a pesar de que esto no es ilegal según las leyes del coronavirus. La policía dijo a las mujeres que las bebidas calientes que llevaban establecía un “picnic”.

También apareció un vídeo de los propios policías sentados en un restaurante tomando café, con la persona que los filmaba preguntándose por qué no seguían las reglas:

En otro incidente, una pareja con un bebé en su carrito fue interrogada intensamente por la policía covidiana en el centro de la ciudad de Birmingham sólo por caminar en la calle. En el informe se señalaba que los oficiales de apoyo a la comunidad policial empezaron a interrogar a las personas que habían llegado a una farmacia para recoger medicamentos de venta con receta.

Mientras tanto, en Escocia, una familia fue arrestada después de que la policía entró en su casa actuando por un aviso de un vecino de que había “demasiada gente dentro”.