Elon Musk ahora quiere construir un Jurassic Park real

Elon Musk ahora quiere construir un Jurassic Park real

Jurassic Park es una novela escrita por Michael Crichton y publicado en 1990. La mayoría de la gente la conoce como la inspiración para la película de Steven Spielberg de 1993, que ha recaudado más de mil millones de dólares y ha generado una de las franquicias más grandes de la historia del cine. Tanto el libro como la película siguieron el mismo esquema básico, pero el film excluye muchas escenas e historias, incluyendo una trama secundaria sobre los dinosaurios saliendo de la isla y dirigiéndose a la parte continental de Costa Rica.

El libro también es mucho más oscuro y violento que la película, con varias escenas de muerte que parecen sacadas de una película de terror con clasificación R. Es tentador discutir cuál es mejor, el libro o la película, pero lo que realmente importa es la advertencia lanzada por el fallecido Crichton: la ciencia no puede jugar a ser dios. Sin embargo, nos encontramos que los científicos comenten una y otra vez los mismos errores, poniendo en peligro nuestra propia supervivencia. Y ahora quieren cruzar todas las líneas rojas y cumplir la terrible visión de Crichton.

El regreso de los dinosaurios

Max Hodak, el cofundador de Neuralink que recientemente apareció en los titulares por sugerir que la interfaz cerebro-computadora de su compañía revolucionaría el mundo de los videojuegos, ha pedido que alguien construya un Jurassic Park en el mundo real, ya que hay tecnología para hacerlo.

“Probablemente podríamos construir Jurassic Park si quisiéramos”tuiteó Hodak el domingo 4 de abril. «No serían dinosaurios genéticamente auténticos, pero tal vez dentro de 15 años tendremos reproducción e ingeniería para obtener nuevas especies súper exóticas.”

 

Como hemos comentado anteriormente, “Jurassic Park” y “Jurassic World” conforman una franquicia de cinco películas, con una sexta en proceso, todas basadas en la exitosa novela de Michael Crichton sobre los peligros de la ciencia al juagar a ser dios. Aprovechar los avances recientes en la investigación genética para crear criaturas completamente nuevas es ciertamente una idea atractiva, aunque hay una gran diferencia entre algo potencialmente factible y una buena idea.

Pero no todo es diversión y entretenimiento cuando juegas a ser dios y creas nuevos dinosaurios. Hodak agregó despues que la ciencia y la tecnología podrían ser herramientas valiosas para aumentar la biodiversidad, tal vez porque nos encontramos en medio de una era de extinción masiva.

“La biodiversidad (antifragilidad) es definitivamente valiosa; la conservación es importante y tiene sentido”tuiteó Hodak minutos después. “¿Pero por qué nos detenemos ahí? ¿Por qué no tratamos de generar una diversidad novedosa de forma más intencionada?”

Durante años, los conservacionistas han expresado su preocupación por la resurrección de especies extintas, un proceso llamado “extinción”, en parte porque los ecosistemas en los que vivían esas especies, por una razón u otra, evolucionaron sin ellas. Con ese fin, resucitar especies, y especialmente crear nuevas formas de biodiversidad, sería funcionalmente lo mismo que introducir una nueva especie invasora en un ecosistema que ya no está preparado para sustentarlo. En otras palabras, es una buena idea, pero corre el riesgo de ser extremadamente contraproducente, como en las películas.

También hay que decir que esta nos es la primera vez que se propone la idea de traer animales extintos. En 2018, Vladímir Putin presentó lo que será un centro científico paleogenético de clase mundial al estilo Jurassic Park en la ciudad más fría del mundo, Yakutsk. La intención era traer de vuelta a los mamuts lanudos extintos, los leones de las cavernas y otras especies desaparecidas en una nueva instalación de clonación de 5.9 millones de dólares en Rusia. El nuevo complejo al estilo Jurassic Park será un “centro científico paleogenético de clase mundial” en la ciudad siberiana de Yakutsk. Los expertos dijeron que el centro tendrá como objetivo estudiar animales extintos de las células vivas y revivir criaturas como el mamut lanudo, el rinoceronte lanudo, el león cavernario y razas de caballos extintos.

parque jurasico real - Una empresa de Elon Musk quiere construir un Parque Jurásico real

Los laboratorios de clonación, algunos de ellos bajo el suelo de permafrost, ampliarán la investigación de científicos rusos que ya estaban trabajando estrechamente con especialistas de Corea del Sur. Encontraron ADN de antiguos animales preservados en suelo congelado, o permafrost, durante decenas de miles de años. Y por si fuera poco un artículo publicado en 2014 afirmaba que los científicos de la Universidad John Moores de Liverpool estaban incubando un bebé Apotosaurus apodado “Spot”, después de recuperar el ADN de la criatura de un fósil e inyectarlo en el seno de un avestruz.

Debido al revuelo causado, se desmintió la noticia y fuentes oficiales dijeron que se trataba de una fake news. Dejando aparte el engaño del dinosaurio clonado, lo que está claro es que Michael Crichton nos dejó diversas advertencias sobre los avances de la ciencia en sus novelas, pero incluso así, la comunidad científica continúa jugando a ser dios.

¿Qué opinas sobre la construcción de una Jurassic Park real? ¿Debemos traer de vuelta a dinosaurios extintos?

Vía MEP