¡Escándalo! SALE A LA LUZ QUE LA MINISTRA DEL TRABAJO ES MEGA ACCIONISTA DE CENCOSUD

¡Escándalo! SALE A LA LUZ QUE LA MINISTRA DEL TRABAJO ES MEGA ACCIONISTA DE CENCOSUD

La titular del Ministerio del Trabajo, María José Zaldívar, admitió poseer acciones en la empresa Cencosud de Horst Paulmann, la cual generó críticas del ministro de Hacienda, Ignacio Briones, por repartir cuantiosas utilidades y, al mismo tiempo, acogerse a la Ley de Protección del Empleo a través de su filial París.

«Efectivamente soy accionista de Cencosud. Tengo menos de 300 acciones, eso equivale a un dividendo de 9 mil pesos. Todavía no lo he recibido, se depositará de alguna manera y no tengo problema en devolverlo», indicó Zaldívar a Cooperativa.

La polémica se encendió cuando el propio Briones, jefe de las finanzas públicas, tildó de «inentendible» que la firma reparta el 80% de sus dividendos, muy por encima del 30% establecido por norma legal, buscando regalías para suspender los contratos de sus trabajadores.

Ante esto, la secretaria de Estado en materia laboral ha dicho que el texto legal de protección sí contemplaba multas y sanciones para aquellos empleadores que, no cumpliendo los requisitos, es decir, teniendo los mismos ingresos previos a la crisis del Covid-19 o desarrollando el 100% de sus funciones, se sometieran a la misma.

Además, anunció que la Dirección del Trabajo recurriría a la justicia.

Pese a esto, en la discusión parlamentaria que buscó establecer limitaciones al reparto de dividendos, Zaldívar rechazó las indicaciones propuestas, argumentando que en la confección de la ley fue «mejor no establecer este tipo de parámetros o de obligaciones… porque la volvía muy rígida».

«Por ejemplo, si ya tenemos una empresa que celebró su junta de accionistas, que está repartiendo el 30% legal, que es protección de los pequeños accionistas y optó por suspender a un número acotado de trabajadores, ¿qué vamos a hacer en ese caso?», se preguntó.

La Cámara de Diputados aprobó el informe de la Comisión Mixta que introdujo modificaciones, «tales como la prohibición del reparto de utilidades a los grupos acogidos a esta normativa».

Vía verdad