Eslovaquia prohibió completamente el Partido comunista  y lo declaró " mega organización criminal"

Eslovaquia prohibió completamente el Partido comunista y lo declaró " mega organización criminal"

Eslovaquia aprobó recientemente una ley que declara que el antiguo Partido Comunista Checoslovaco es una organización criminal y prohíbe exhibir en público signos de comunismo y fascismo nazi. Después de Ucrania, los tres países bálticos (Estonia, Letonia y Lituania) y Polonia, Eslovaquia se convirtió en otro país de Europa oriental que adoptó medidas similares.

El Parlamento eslovaco aprobó una enmienda legal el 4 de noviembre, declarando que el Partido Comunista de Checoslovaquia, que estuvo en el poder desde 1948 hasta 1990, y la rama del Partido Comunista en Eslovaquia son organizaciones criminales. La razón es que el Partido Comunista reprimió la sociedad civil y restringió la libertad del pueblo durante su período de gobierno.

La ley prohíbe que los carteles que simbolizan el comunismo, el fascismo nazi y otros sistemas políticos autoritarios se encuentren en monumentos y placas conmemorativas. También prohíbe nombrar calles, plazas y otros lugares públicos con nombres de comunistas y fascistas nazis. La gran mayoría de los parlamentarios votaron afirmativamente para apoyar la aprobación de esta ley.

En los últimos años, países como Ucrania, los tres países bálticos y Polonia, que tienen una historia de gobierno comunista, han adoptado una serie de métodos para eliminar el comunismo. Denunciaron que el comunismo es el equivalente al fascismo nazi. El Parlamento Europeo también aprobó las resoluciones correspondientes. Por lo tanto, Eslovaquia, que antes era miembro del campo socialista, se convirtió en otro país de Europa oriental que adoptó medidas similares. Ya en 1993, en una ley sobre el sistema comunista, la República Checa, país vecino de Eslovaquia, definió al Partido Comunista Checoslovaco como una organización criminal.

Al igual que los partidos comunistas de muchos países del mundo, el Partido Comunista Checoslovaco se formó a principios de los años 20 y posteriormente recibió el liderazgo y las órdenes de la Internacional Comunista y de Moscú. El Partido Comunista Checoslovaco también está estrechamente vinculado a la persecución política y a la represión sangrienta.

Fuente:
https://www.chinawatchinstitute.