Este es El hombre que quiere ser un reptiliano y ya lleva 21? transformación: "The Black Alien Project" Fotos, Video

Este es El hombre que quiere ser un reptiliano y ya lleva 21? transformación: "The Black Alien Project" Fotos, Video

Quienes conocieron a Anthony Loffredo no imaginaban cómo luciría en un futuro. Hace seis años definitivamente no era el mismo.

Este francés está haciendo noticia a nivel internacional debido a sus pretensiones de transformarse en un alienígena. La atención la tiene garantizada.

El oriundo de Montpellier, en el sur de Francia, se aleja cada vez más de un aspecto terrícola, mutilando parte de su rostro para que vaya tomando poco a poco la forma de un alien, claro, según lo muestra la ficción llevada a la televisión o el cine.

En el proceso, que según sus estimaciones solo lleva el 21% de ejecución, Loffredo se sometió a una cirugía para eliminar su nariz. Sus orejas habían sido retiradas tiempo antes.

Es él quien va detallando sus progresos en su cuenta de Instagram, en la cual reveló su estado actual ahora que ya no tiene nariz ni orejas. Pero ha ido más allá para generar el cambio que ansía.

Previa cirugía, ahora luce una lengua bífida, se tatuó todo el cuerpo de negro y se oscureció la esclerótica, como se denomina a la membrana blanca en la capa exterior del globo del ojo. Para describirlo de forma sencilla, la parte blanca de los ojos.

 

Por si la transformación no parece ya suficiente, agregó tres picos en la frente, ennegreció su lengua y arrancó su cuero cabelludo.

Nada queda del aspecto de un hombre que pasaba desapercibido en el día a día, entre las multitudes, en las que ahora se distingue por llevar con él una apariencia que deja sin habla a quienes no conocen sus razones.

“The Black Alien Project”: el nacimiento de un alien

Un viaje a Australia lo cambió todo para el joven, que decidió dejar su natal Francia y explorar otros horizontes de vida.

El proyecto duró más de lo que esperaba, pero los cambios que vinieron con este fueron decisivos y sin marcha atrás, según su relato hace algunos años, al inicio de su transformación, al medio francés MidiLibre. El bodymod, una tendencia cada vez más utilizada, había ganado un adepto más.

“Desde pequeño me apasionan las mutaciones y transformaciones del cuerpo. A los 24 años lo dejé todo y me fui a Australia. A mi regreso decidí iniciar el proyecto de mi vida, nunca más se detendrá”.

Lo curioso es que Anthony era un convencido de la transformación corporal pero por medio del levantamiento de pesas. Era una actividad que le estaba dando resultados, aunque sin la satisfacción personal.

La epifanía vino cuando, siendo guardia de seguridad, se convenció de que debía viajar a buscar respuestas.

“Me di cuenta de que no estaba viviendo mi vida de la manera que quería”.

La modificación corporal se volvió para este joven francés más que un estilo de vida. Su filosofía es adquirir una plena libertad por medio de cambios que muchos consideran radicales, pero que él los ve como una oportunidad de “correr tras algo” que tiene sentido para sí, aunque no sea del total agrado de las mayorías.

 

“Es mágico. Todos tienen sus propias libertades. La mía, es no tener límites en la forma en que mi cuerpo puede mutar”, aseguró.

Pero: ¿cómo se anda por la vida teniendo el aspecto de un alien? Loffredo reconoce que no es fácil pasar desapercibido. De hecho, no es su intención.

Descubre a diario miradas “conmocionadas” observando cada detalle de su físico. En un mes como octubre, cuando Hallowen está en el ambiente, no significa tanto dilema, pero su apariencia llegó para quedarse y eso aleja a las personas, algo que parece no afectarle.

“Me encanta meterme en la piel de un personaje aterrador. Muchas veces me siento en algún lugar y hago un papel, especialmente de noche, en las calles oscuras”, dijo durante su relato, aclarando que su meta no es asustar a nadie, sino adoptar el rol de un personaje.

 

Los planes laborales de un alien

Cuando una persona decide conquistar un puesto laboral echa mano de sus mejores atuendos que combinen con su personalidad y lo que tiene que ofrecer profesionalmente.

Anthony Loffredo ya no tiene oportunidad de combinar físico con outfit para impresionar a un potencial jefe, por lo que se está especializando en la modificación corporal. Total, sabe en carne propia lo que significa.

Por el momento, planea expandir un negocio que modifique las vidas de otros que quieran cambiar su aspecto de forma radical. Además, se dedica a modificar la esclerótica.

“Abrimos el ojo, sacamos la aguja, pinchamos la córnea”, relata de forma fría. “La tinta se inyecta y permanece de por vida. La vista es un poco sensible”, remata. Parece algo sencillo desde su perspectiva y la de muchos que lo buscan para ponerle color (literalmente) al asunto.

Mientras llega el 79% de su modificación restante, Anthony está planeando una especie de gira por Europa, para ir captando las reacciones de las personas en el viejo continente. Le ayudará a complementar las que ya recoge de su cuenta de Instagram, donde no posee millones de seguidores pero sí los necesarios para ir recibiendo un feedback de su transformación: casi 230 mil.

Cuando la transición esté completa, el hombre que quiere ser alienígena escribirá un libro con todas sus vivencias. De lo que se trata es de ser una inspiración para los que quieren dar un cambio radical, pero no se atreven en un mundo cargado de cánones y prejuicios.

Vía BIOBIO