Estupor por el descubrimiento del agujero negro "Ricitos de oro" que tiene unas 55.000 veces la masa del sol

Estupor por el descubrimiento del agujero negro "Ricitos de oro" que tiene unas 55.000 veces la masa del sol

Los astrónomos descubren un escurridizo agujero negro 'Ricitos de oro' que tiene 55.000 veces la masa del sol y dicen que "no es ni demasiado grande ni demasiado pequeño" y podría ayudar a explicar cómo se forman los fenómenos estelares.

 

El fenómeno estelar, descubierto por astrónomos de la Universidad de Melbourne, se encontró a unos tres mil millones de años luz de distancia gracias a una técnica que implica la detección de la luz de un estallido de rayos gamma que se dobla en su camino hacia la Tierra.

Los astrónomos dicen que el tamaño del "agujero negro intermedio" está entre un pequeño agujero negro "supernova" y un agujero negro supermasivo en el corazón de una galaxia.

Podría ser una 'reliquia antigua' que data del universo temprano antes de que se formaran las primeras estrellas y galaxias, sugiere el coautor, el profesor Eric Thrane de la Universidad de Monash.

 

Estos 'agujeros negros intermedios' pueden haber sido las semillas que con el tiempo llevaron a los agujeros negros supermasivos que viven en el corazón de todas las galaxias conocidas en la actualidad.

Si bien este se encuentra a tres mil millones de años luz de distancia, los investigadores estiman que hay unos 46.000 agujeros negros de masa intermedia en las cercanías de la Vía Láctea.

El descubrimiento, a través de lentes gravitacionales, de este nuevo tipo de agujero negro predicho desde hace mucho tiempo llena un 'eslabón perdido' en nuestra comprensión del universo, explicó el equipo.

Se le ha denominado el agujero negro "Ricitos de oro", ya que se encuentra justo en el medio de todos los tipos de agujeros negros conocidos, ni demasiado grande ni demasiado pequeño.

Un agujero negro típico, creado a partir de la explosión de una estrella masiva al final de su vida, tendrá hasta 10 veces la masa del sol.

En contraste, un agujero negro supermasivo que se ubica en el centro de una galaxia, incluido el recientemente fotografiado en M87, puede tener miles de millones de veces la masa del sol.

Vía EXTRA