Filtrado desde la deep web, El plan fase 2 del Nuevo Orden Mundial, El nuevo sistema alimentario controlado ya está en marcha y no se detendrán ante nada para acelerar su control

Filtrado desde la deep web, El plan fase 2 del Nuevo Orden Mundial, El nuevo sistema alimentario controlado ya está en marcha y no se detendrán ante nada para acelerar su control

Por Coreysdig

Visto en: Trikooba Blog

La siguiente es fácilmente una de las evaluaciones más completas que hemos visto de la toma de posesión de los sistemas alimentarios de Occidente por parte de la élite global….

«Quien controla el suministro de alimentos controla a la gente; quien controla la energía puede controlar continentes enteros; quien controla el dinero puede controlar el mundo». Esta famosa cita de Henry Kissinger suena más y más verdadera cada semana. Los globalistas ya controlan la mayor parte del dinero, se están moviendo rápidamente para convertir el sistema energético en sistemas en los que todos están involucrados, y han estado tomando medidas drásticas para controlar la industria alimentaria, mientras que se ejecuta gran parte de ella bajo el radar. Si controlan las semillas, controlan los alimentos, y si controlan los alimentos, pueden utilizar la identificación digital para controlar el acceso de los consumidores a los alimentos. Mientras una racha de incendios destruye repentinamente plantas de procesamiento de alimentos, carne y fertilizantes, en una época en la que los agricultores están sufriendo y los problemas de la cadena de suministro están haciendo mella, todo un sistema de infraestructura alimentaria rastreable ya se ha construido en múltiples ciudades y se está abriendo camino en todo el mundo.

Imagina un día en el que los mercados de agricultores ya no existan, en el que no puedas conducir hasta tu agricultor local para comprar productos o cortes de carne, y en el que los únicos alimentos que crezcan fuera de las instalaciones de agricultura vertical de interior y de carne cultivada en laboratorio, estén en el alféizar de tu ventana, en tu jardín o en tu invernadero.

– La industria de la agricultura vertical de interior se valoró en 5.500 millones de dólares en 2020 y se prevé que alcance los 19.860 millones de dólares en 2026. La agricultura urbana de interior controlada por los globalistas es el futuro de la alimentación que han reimaginado, y ya está en miles de tiendas de comestibles sin que la gente se dé cuenta. Mientras que Estados Unidos está a la cabeza de esta industria, se trata de una agenda global con granjas verticales que aparecen en todo el mundo.

– Por ejemplo, las nuevas instalaciones de Bowery Farming en Arlington (Texas) podrán abastecer a 16 millones de personas en un radio de 200 millas. Esta es solo una de las docenas de empresas de agricultura vertical con enormes instalaciones en todo el país, respaldadas por grandes inversores.

– AeroFarms, que cuenta con la mayor instalación de cultivo vertical de interior del mundo, codesarrolló el primer producto agrícola editado con genes CRISPR-Cas9, y ahora son cientos los que le siguen, mientras que National Geographic cree que la edición de genes es la próxima revolución alimentaria. AeroFarms también trabajó en un ensayo patrocinado por los NIH (National Institutes of Health) para producir proteínas para las vacunas Covid.

– La Universidad de California está desarrollando una vacuna de ARNm de origen vegetal con la esperanza de que las granjas puedan cultivar vacunas comestibles con cabezas de lechuga.

– Monsanto/Bayer está creando semillas editadas genéticamente para las empresas de agricultura vertical, mientras que Bill Gates, las fundaciones Rockefeller y Ford y el Banco Mundial controlan el 10% de los germoplasmas del mundo y poseen algunos de los mayores bancos de semillas del mundo. Bayer y BASF, dos de los mayores proveedores de semillas del mundo, están involucrados en la industria de las granjas verticales.

– La USDA (United States Department of Agriculture) y la FDA (United States Food and Drug Administration) ya han aprobado la carne cultivada en laboratorio, el ganado genéticamente modificado, y están financiando a los globalistas para que investiguen y desarrollen la agricultura celular, así como a los cultivadores de interior y a las empresas de genética, mientras que aflojan en la regulación de los productos editados genéticamente.

– Más de una docena de grandes plantas de procesamiento de alimentos y carne han ardido casualmente en los últimos meses.

– Union Pacific está imponiendo reducciones de transporte ferroviario en un 20%, lo que afecta a CF Industries Holdings, la mayor empresa de fertilizantes del mundo. Vanguard, BlackRock y State Street resultan ser los principales accionistas de Union Pacific, y BlackRock y Vanguard están entre los 3 principales accionistas de CF Industries Holdings.

– Al trazar un mapa de algunas de las mayores granjas verticales (abajo en este informe), se revelan los cultivos, las tiendas de comestibles involucradas, las ubicaciones y los miles de millones que ingresan los inversores y accionistas globalistas. Rápidamente se hace evidente que este es el plan global para controlar todos los productos – ingredientes que van en todos los productos alimenticios.

¡El episodio del 6 de mayo de 2022 de Dig It! Podcast cubre una gran parte de este informe, además de las conexiones adicionales realizadas después de su publicación. Véalo aquí (video en inglés):

¿Cómo han conseguido que esto pase desapercibido? Algunos puntos críticos:

La industria alimentaria ya estámonopolizadapor 10 empresas, la mayoría de las cuales incluyen a Vanguard y BlackRock como principales shareholders. ¿Qué pasará cuando controlen también todas las semillas, los productos y la carne? ¿Qué pasará cuando los productos y la carne se cultiven en instalaciones seguras tras un empalme de genes o en una placa de Petri, y las tierras de cultivo queden inactivas debido a las regulaciones excesivas, la falta de suministros y la inflación fabricada?

En 2014, durante el gobierno de Obama, el congreso estableció la Ley de la Fundación para la Investigación Alimentaria y Agrícola (FFAR) a través de la Ley Agrícola, que en última instancia creó una organización sin fines de lucro fuera del gobierno con un arranque de 200 millones de dólares de los contribuyentes y millones adicionales en apoyo de Bill Gates como se ve aquí, y aquí. El secretario del USDA, Vilsack, anunció su creación el 23 de julio de 2014, declarando que estaban nombrando una junta directiva de 15 miembros que, como era de esperar, incluía al subdirector Dr. Robert Horsch de la Fundación Bill y Melinda Gates y a empleados de alto rango de Cargill y del Aspen Institute, entre otros. Esta nueva fundación «aprovecharía los recursos públicos y privados para aumentar la investigación científica y tecnológica, la innovación y las asociaciones fundamentales para impulsar la economía agrícola de Estados Unidos».

El 2 de abril de 2019, la FFARanuncióel lanzamiento del Consorcio de Plantas de Interior de Precisión (PIP), una asociación público-privada formada por cultivadores de interior, criadores y empresas de genética, entre ellas AeroFarms, BASF, Benson Hill Biosystems, Fluence Bioengineering, Green Venus, Japan Plant Factory y Priva. Se centran en cinco cultivos clave: lechuga, tomates, fresas, cilantro y arándanos, con el objetivo de avanzar en la cría rápida y alterar las sustancias químicas producidas en las plantas que afectan al sabor, la nutrición y los medicamentos.

Con la misma rapidez con la que Bill Gates compró tierras de cultivo, el dinero empezó a fluir hacia el nuevo futuro de la alimentación: la agricultura vertical urbana de interior a la que, según dicen, acabarán migrando todas las masas. Según Research And Markets, el mercado mundial de la agricultura vertical estabavaloradoen 5.500 millones de dólares en 2020 y se prevé que alcance los 19.860 millones en 2026. Estas instalaciones de cultivo tienen un tamaño astronómico en cuanto a su capacidad para servir a millones de personas. Por ejemplo, Bowery Farming está construyendo su nueva instalación «inteligente» en Arlington, a las afueras de Dallas, TX, que será capaz de servir a 16 millones de personas en un radio de 200 millas.

Bill Gates insiste en que las sequías y el cambio climático están destruyendo nuestra capacidad de cultivar y que el futuro consistirá en que las poblaciones se trasladen a las ciudades metropolitanas, donde la agricultura vertical de interior es necesaria para alimentar a la gente. Si este es el caso, ¿por qué ha adquirido 242.000 acres de tierra de cultivo en la última década y al mismo tiempo ha invertido en la agricultura vertical de interior? ¿Quién puede sentarse a la mesa con productos sanos servidos por Gates mientras el resto de la población come productos editados genéticamente en instalaciones cerradas, entregados en su tienda local de comestibles y a los que sólo se puede acceder mediante una identificación digital?

Mientras tanto, el Grupo Consultivo de Investigación Agrícola Internacional (CGIAR) posee los mayores bancos de semillas privados del mundo, que consisten en el 10% del germoplasma mundial, y que están controlados por la Fundación Bill y Melinda Gates, las Fundaciones Rockefeller y Ford, y el Banco Mundial, gestionando 768.576 accesiones de semillas robadas de los agricultores.

Una vez arraigado el futuro de la alimentación a través de la agricultura vertical, en agosto de 2020, Monsanto/Bayer y el fondo soberano de Singapur Temaseklanzaron una startup [NdE, empresa emergente en español] de 30 millones de dólares llamada Unfold, que desarrolla nuevas variedades de semillas vegetales adaptadas a las granjas verticales. Bayer licenció los derechos de germoplasma de semillas de su cartera de hortalizas. Para 2021, alquilaron un edificio de investigación de laboratorio de 12.000 pies cuadrados en Davis, California. Pero no te preocupes, en lugar de modificar genéticamente e insertar un gen en la cadena de ADN, como operaba Monsanto (adquirida por Bayer en 2018), sólo pretenden cortar un gen, igualmente modificando su ADN. Tal vez esto puede hacerse de una manera eficaz y beneficiosa, pero en manos de los que están detrás de todas las agendas 2030 de la ONU, da una gran pausa. Los OGM (organismos genéticamente modificados) ya representan el 75-80% de los alimentos que consumen los estadounidenses.

Ya hay más de 100 empresas en el área de Sacramento que trabajan en el desarrollo de semillas, por lo que no debería sorprender que la Universidad de California estédesarrollandouna vacuna de ARNm basada en plantas con la esperanza de que las granjas puedan cultivar lechuga para una vacuna comestible. Suena deliciosamente perfecto. Como ocurre con tantos proyectos emocionantes como éste, la Fundación Nacional de Ciencias (National Science Foundation) concedió 500.000 dólares para esta joya.

«Imagina que entras en tu tienda de comestibles local en un gélido día de enero para comprar lechuga recién cosechada, albahaca fragante, jugosas fresas dulces y tomates rojos maduros, todo ello cosechado en una granja local solo horas antes de que hayas llegado». Esa cita del artículodel USDA sobre la agricultura vertical para el futuro, publicado en octubre de 2021, suena tan deliciosamente tentadora y conveniente, especialmente en previsión de satisfacer las necesidades de 9.000 millones de personas en 2050, ¿no es así?

Pero, sí, siempre hay un «pero», ¿qué va a pasar con los agricultores cuando estas instalaciones de granjas verticales de interior, astronómicamente enormes, hayan tomado todas las grandes ciudades, hayan firmado contratos con todas las grandes cadenas de supermercados y estén financiadas por algunos de los mismos globalistas multimillonarios que buscan controlar a los seres humanos a través de todas las industrias para su cuarta revolución industrial? Es una preocupación legítima. Si a la producción de estas instalaciones le añadimos «edición de genes», «inteligente», «trazable» y «net zero» [NdE, Cero Neto o neutralidad de carbonoen español], y el hecho de que sigan avanzando a toda velocidad con las identificaciones digitales y la moneda, la cosa se vuelve aún más preocupante.

Sin duda, la idea de la agricultura vertical de interior podría ser una gran vía para los que tienen poca tierra, los que viven en climas más duros, y todos los que quieren la seguridad alimentaria mientras estas agendas contra la humanidad continúan desplegándose, pero ¿no tendría más sentido que las comunidades hicieran esto para satisfacer sus propias necesidades, en lugar de depender de una identificación digital para acceder a una industria alimentaria controlada? El valor nutricional de la luz LED frente al sol probablemente elimina algunos de los nutrientes de los productos, pero si se enfrentan a la dificultad de acceder a los alimentos, o no desean alimentos editados genéticamente, podría ser una buena idea.

Mientras que esto proporciona una gran explicación sobre la absoluta demolición intencional a todos nuestros agricultores en el frente de las semillas, verduras y productos agrícolas, la gente también debe ser consciente de lo que ha estado sucediendo con los ganaderos y el plan de los globalistas para hacerse cargo de la industria de la carne también. La carne cultivada en laboratorio ya ha sidoaprobadapor la FDA y el USDA para avanzar en los EE.UU. y los laboratorios están llenando ansiosamente sus placas de Petri para ponerlo en marcha. De hecho, en septiembre de 2021, el USDA solicitó comentarios sobre el etiquetado de productos cárnicos y avícolas derivados de células animales, en un comunicado de prensa del que nadie se enteró. La planta de carne cultivada en el laboratorio Upside Foods acaba de lanzarseen California, financiada por Bill Gates, Temasek Holdings y otros 37 inversores. Mientras tanto, el USDA sigue impulsando la vigilancia del ganado mediante RFID y haciendo todo lo posible para controlar a los ganaderos.

El USDA y la FDA están totalmente de acuerdo con las modificaciones genéticas. Primero fueron los cerdos, luego elsalmón, y ahora el ganado. Quién sabe qué brebaje pasará de la placa de petri a tu plato de comida cuando son los mismos individuos los que están detrás de cada agenda.

El 1 de febrero de 2016 el Good Food Institute fue lanzado por Bruce Friedrich con la financiación de la Fundación Bill y Melinda Gates, el Open Philanthropy Project y Y Combinator, con el objetivo de «reimaginar la producción de carne.» En octubre de 2021, el Good Food Institutecelebró la subvención de 10 millones de dólares concedida por el USDA para la creación del primer Instituto Nacional de Agricultura Celular en la Universidad de Tufts, para que puedan respaldar a los investigadores de la carne manufacturada.

Para asegurarse de que todos estos objetivos se cumplen y de que la agenda 2030 de la ONU se lleva a cabo, la interrupción de la industria de los fertilizantes, la cadena de suministro de alimentos y una serie de incendios casuales en las plantas de procesamiento de alimentos ayudaría a cerrar el trato, ¿no es así?

Desde el comienzo de 2022, más de una docena de grandes plantas de procesamiento de alimentos y fertilizantes han ardido, han explotado o han sido golpeadas por un accidente aéreo en Arizona, Arkansas, California, Illinois, Indiana, Kansas, Luisiana, Maine, New Hampshire, Carolina del Norte, Oregón, Texas, Washington y Wisconsin. Esto no tiene nada de extraño. Se pueden encontrar algunos artículos sobre estos incendios aquíaquí, y aquí.

Algunas de las plantas de procesamiento de alimentos que ardieron en llamas:

Azure Standard Foods
Bonanza Meat Co.
Cargill-Nutrena Feed Mill
Deli Star
East Conway Beef and Pork
General Mills
Idaho’s Gem State Processing Facility
JBS
Louis Dreyfus Company, la mayor planta de procesamiento de soja y biodiésel del país
Maricopa Food Pantry
McCrum Potato Facility
Nestle
Nutrien Ag Solutions Fertilizer Plant
Raw Farm, mayor productor de leche cruda del país
Rio Fresh
Shearer’s Foods
Smithfield Foods
Taylor Farms
Tyson
Wisconsin River Meats

En febrero, la planta de fertilizantes Weaver en Winston-Salem se incendió, quemando varios cientos de toneladas de nitrato de amonio durante un momento en el que los agricultores ya estaban preocupados por conseguir suficiente fertilizante debido a las interrupciones de la cadena de suministro y la inflación. Así que en un esfuerzo por empeorar las cosas, sin ningún aviso previo, el 8 de abril de 2022, Union Pacific comenzó a ordenarreducciones de envíos por ferrocarril en un 20%, afectando a CF Industries Holdings, la mayor empresa de fertilizantes del mundo. Vanguard, BlackRock y State Street resultan ser los principales accionistas de Union Pacific, y BlackRock y Vanguard están entre los 3 principales accionistas de CF Industries Holdings, junto con T. Rowe Price Associates. Esto afectará directamente a zonas agrícolas clave como Iowa, Illinois, Kansas, Nebraska, Texas y California. En última instancia, esto afectará al suministro de alimentos y a los precios. CF Industries es sólo una de las 30 empresas que se enfrentan a estas restricciones.

La compañía ferroviaria Canadian National Railway (CN), que va desde Nueva Orleans hasta Illinois, pasando por Michigan y Minnesota, hasta llegar a Canadá, alega estar ayudando al crecimiento del mercado de fertilizantes. ¿Alguna de estas empresas afectadas utiliza la CN? Casualmente, Bill Gates tiene la mayor participación en CN.

Seguramente, Bill Gates y sus amigos salvarán el día a través de sus Breakthrough Energy Ventures, por las que han invertido fuertemente en fertilizantes alternativos. La Breakthrough Energy Coalition se lanzó en 2015 y originalmente enumeró el grupo completo de 28 participantes, que desde entonces se ha reducido a Bill Gates y la mención ocasional de Jeff Bezos. Es importante entender lo grande que es este grupo y cómo se ha involucrado en el sector energético. Corey’s Digs cubrió a este grupo en un informe de 2019 que involucraba a docenas de islas en las que se estaban infiltrando para manejar energía alternativa y apoderarse de su turismo. La Universidad de California forma parte de este grupo, así como Jeff Bezos, George Soros, Richard Branson, Jack Ma, Mark Zuckerberg, Marc Benioff, Reid Hoffman, Tom Steyer, Meg Whitman y Nat Simons.

Bill Gates explicó su amor por los fertilizantes en 2018 durante su estancia en Tanzania. Casualmente, la Alianza para una Revolución Verde en África (AGRA), dirigida por Gates y financiada por Rockefeller, ha sido un fracaso épico, con un primer informe de evaluación que salió a la luz el 28 de febrero de 2022, tras un esfuerzo de 15 años con audaces pretensiones de rescatar a los pequeños agricultores africanos. Su falsa promesa de «duplicar el rendimiento y los ingresos de 30 millones de hogares agrícolas para 2020» fue retirada de su página web en junio de 2020, después de que una evaluación realizada por la Universidad de Tufts revelara escasas evidencias de progreso y, de hecho, mostrara un aumento del hambre del 31%. Los evaluadores afirmaron que había muchas deficiencias y que los informes y datos de seguimiento de AGRA eran débiles. Incluso el gobierno alemán está considerando retirar la financiación de AGRA por su uso de pesticidas, lo que resulta irónico porque Gates afirma que tenemos que eliminar los pesticidas en Estados Unidos y pasar a la agricultura vertical de interior. Sí, USAID, por supuesto, continuará su apoyo a AGRA, habiendo contribuido ya con 90 millones de dólares de los contribuyentes hasta ahora. Resumen completo aquí.

Uno de los mayores logros de AGRA fue su participación en 72 reformas de la política agrícola en 11 países africanos, relativas a las semillas, los fertilizantes y el acceso al mercado. Se crearon leyes para proteger los derechos de propiedad intelectual de las semillas «certificadas», al igual que se crearon sanciones para el intercambio de semillas de código abierto. Imagínese que es un agricultor, un granjero o un jardinero y que tiene que compartir e intercambiar semillas en el mercado negro para no ser penalizado. Cualquiera que crea que no van a intentar esto en Estados Unidos se está engañando a sí mismo, especialmente desde que los globalistas tienen los mayores bancos de semillas privados, e invierten en las mayores empresas comerciales de semillas. BASF, Corteva (antes Dupont), Syngenta (parte de ChemChina) y Monsanto (ahora Bayer) controlan aproximadamente el 50% del mercado mundial de semillas.

El 17 de marzo de 2022 se publicóun aviso en el Registro Federal de los Estados Unidos en el que se solicitaban comentarios antes del 16 de mayo de 2022 sobre Competencia y sistema de propiedad intelectual: Semillas y otros insumos agrícolas. Recuerde leer a través de la lente adecuada al revisar este aviso de documento que se deriva de una orden ejecutiva firmada por Biden en julio de 2021 sobre la promoción de la competencia en la economía estadounidense.

Su objetivo final: cada ser humano, cada pieza de comida, recurso y producto en este planeta será rastreado y localizado a través de blockchain. Esto no es una teoría, es su objetivo. En julio de 2021, la FDA dio a conocer su «Nueva Era de Seguridad Alimentaria Inteligente» (New Era of Smarter Food Safety), que consiste en utilizar la trazabilidad habilitada por la tecnología para un sistema alimentario digital y rastreable, desde la granja hasta el plato, utilizando blockchain. Una identidad digital para conceder acceso a los establecimientos, controlar el gasto financiero y rastrear los movimientos de cada uno se ha ido desplegando en múltiples frentes, incluido el pasaporte de identificación de vacunas. Con el tiempo se intentará avanzar hacia un chip, ya que será más fácil con la biometría instalada en todas partes.

La agricultura vertical urbana de interior, controlada por los globalistas, es el futuro de la alimentación

Vídeo de 2018 sobre Alimentar al mundo: De Mendel a CRISPR, presentado por Carolyn Rasmussen (video en inglés)

Para aclarar, la edición de genes es diferente a la modificación genética. Mientras que la edición elimina un empalme, la modificación inserta un empalme, pero en última instancia, ambos alteran el ADN en general y ambos han sido un tema controvertido entre los científicos y los individuos. Al comenzar la presentación, Rasmussen expone un buen argumento, afirmando que los seres humanos han estado cruzando perros durante décadas y han estado seleccionando rasgos en los cultivos, los han injertado y los han cruzado durante cientos de años, dejando que todos sientan que un simple corte eliminado de la genética de una zanahoria o del trigo no es diferente, y de hecho es necesario para hacerlos más tolerantes a la sequía o resistentes a las enfermedades, mientras que también los ayuda a crecer más rápido, haciéndolos más sabrosos y supuestamente nutritivos.

Mientras que la mayoría de la gente podría decir que no es correcto alterar la naturaleza, cuando se enfrentan a la hambruna pueden cambiar su tono. Así que la verdadera pregunta que hay que hacerse es, ¿nos enfrentamos a la hambruna, la falta de tierra, la sequía, el suelo y las tierras de cultivo inutilizables, y todas las demás historias de miedo que los globalistas siguen insistiendo en que la gente debe temer en este momento? Si ese fuera el caso, ¿habría comprado Bill Gates 242.000 acres de tierra de cultivo en la peor inversión del siglo? Es poco probable. ¿Es una forma más rápida, menos intensiva en mano de obra, libre de pesticidas, más conveniente, respetuosa con el medio ambiente y sostenible de cultivar productos, a través de la agricultura vertical de interior? Eso es difícil de discutir. De hecho, es bastante brillante, si no fuera por los inversores que hay detrás y la edición genética no regulada que se está llevando a cabo. Crear una granja vertical propia en su propiedad podría ser la mejor opción en este caso.

El Foro Económico Mundial asegura que la agricultura urbana de interior es el camino del futuro para nuestra alimentación, tanto en innumerables artículos como en vídeos en los que aparecen AppHarvest y AeroFarms.

Mapa de algunas de las mayores granjas verticales: Cultivos, inversores, tiendas de comestibles y ubicaciones

Por qué el futuro de la agricultura está en las ciudades – vídeo de Venture City (en inglés)

Cuando la gente se apresura a comprar alimentos para su familia y se dirige a la sección de productos agrícolas para coger bolsas de lechuga, verduras frescas y fruta, la mayoría de la gente no presta atención a la marca en sí, sino que se fija en la fecha de caducidad y en el producto. Mientras tanto, una buena parte de las cadenas de supermercados de todo el país ya sirven alimentos cultivados verticalmente sin que la gente se dé cuenta de lo que está comprando. ¿Son los productos lo suficientemente sabrosos, saludables y nutritivos? ¿Han empezado a poner vacunas en las lechugas de los supermercados? ¿Cómo se puede saber? ¿Qué productos han sido editados genéticamente? No se trata de meter miedo, sino de señalar una industria que cambia rápidamente y de la que la gente sabe poco, para que la gente empiece a hacer preguntas, investigue un poco y quizás empiece a cultivar sus propios alimentos.

La agricultura vertical sustituye el suelo por la aeroponía, la hidroponía o la acuaponía. Todos ellos afirman que pueden producir entre 300 y 400 veces más producto que la agricultura tradicional. En un informe de 2018 de Agrilyst sobre la agricultura de interior, informaron de que los invernaderos de vidrio o de poliéster eran los más dominantes, con un 47%, seguidos por la agricultura vertical, con un 30%. Es probable que esas cifras se hayan invertido ya.

Screen Shot 2022 04 24 at 10 4

AeroFarms (Dream Holdings, Inc.) cuenta con la mayor granja de interior del mundo

Fundada en 2004 por David Rosenberg, Ed Harwood y Marc Oshima, AeroFarms es una empresa privada con sede en Newark, Nueva Jersey, y ha prosperado durante mucho más tiempo que las otras granjas verticales de este informe. Con más de 550 cultivos diferentes, algunos de sus principales productos son la col rizada, el berro y la rúcula, que se venden bajo el nombre de Dream Greens, y ahora también cultivan bayas.

En 2017, AeroFarms recibió una subvención de 2 millones de dólares de la Fundación para la Investigación Agroalimentaria (FFAR, por sus siglas en inglés), una organización sin ánimo de lucro creada en 2014 a través de la Farm Bill, para mejorar las características de las plantas cultivadas en interiores para alimentar a las poblaciones urbanas.

En 2021, AeroFarms ya tenía nueve granjas y estaba trabajando en la construcción de una décima. Afirman que pueden ir de la semilla a la cosecha en 15 días con su tecnología patentada.

En 2021, Cargill anunció su asociación con Aerofarms en una colaboración de investigación de varios años para ampliar el rendimiento de los granos de cacao mediante la experimentación de tecnologías de cultivo en interiores.

En febrero de 2021, el director general de AeroFarms publicó un breve vídeo en el que se describía cómo utilizaban una de sus diez granjas para ampliar las proteínas para la vacuna y los refuerzos de Covid. También indicaron en una presentación que habían participado en el cultivo de un ingrediente farmacéutico activo para el ensayo terapéutico de Covid-19 patrocinado por los NIH (National Institutes of Health- agencia principal del gobierno de los Estados Unidos responsable de la investigación biomédica y de salud pública). El estudio sobre las proteínas del crecimiento de las plantas de AeroFarms y Fraunhofer, puede leerse aquí.

En un documento de la SEC de marzo de 2021 relativo a una posible fusión entre AeroFarms y Spring Valley Acquisition Corp, que posteriormente no se llevó a cabo, el director financiero de AeroFarms destacó su experiencia con la genética avanzada, señalando que:

«Para que quede claro, somos una plataforma tecnológica, no un cultivador de invernaderos convencional que utiliza equipos estándar. Hasta la fecha hemos presentado más de 250 invenciones, una cifra que no deja de crecer. Hasta la fecha hemos cultivado más de 550 variedades diferentes de plantas. También vemos un mercado abordable en la genética avanzada, utilizando nuestra plataforma para la mejora de la velocidad y otros trabajos de desarrollo genético en las plantas. En este sentido, somos miembro fundador del Consorcio de Plantas de Interior de Precisión e investigador principal de su primer y mayor proyecto en lechuga. Con esta asociación, trabajamos junto a empresas como BASF para utilizar nuestra plataforma para optimizar nuevas genéticas. Otro ejemplo tiene que ver con CRISPR-Cas9. Si no está familiarizado, el Premio Nobel de Química en 2020 fue para los desarrolladores de CRISPR-Cas9, que es una herramienta de edición genética en la que los científicos son capaces de extraer un rasgo genético en una secuencia genética. Utilizando nuestra plataforma, codesarrollamos el primer producto CRISPR-Cas9″.

En febrero de 2022, AeroFarms se asoció con Silal, la principal empresa de productos frescos y agrotecnología de Abu Dhabi, para investigar y desarrollar a largo plazo la transferencia de tecnología y el análisis de datos de los sistemas agrícolas de alta tecnología. El objetivo es mejorar la genética y la calidad de los plantones de hortalizas y frutas. También podrán trabajar con consorcios internacionales en el desarrollo de nuevos genotipos de cultivos.

AeroFarms sirve a tiendas de comestibles, distribuidores y tiendas de comestibles en línea, algunos de los cuales incluyen:
Amazon Fresh
Baldor Specialty Foods
FreshDirect Express online grocerShopRite
Singapore Airlines
Stop and Shop
Walmart
Whole Foods

Disponen de explotaciones comerciales y de investigación y desarrollo:
Ithaca, New York
Newark, New Jersey
Danville, Virginia
Abu Dhabi

Granjas comunitarias
AeroFarms también colabora con las escuelas para enseñar a los estudiantes a cosechar sus propias verduras. Se han asociado con el Foro Económico Mundial para llevar las granjas comunitarias a Jersey City mediante una iniciativa de agricultura vertical.

Han recaudado 238 millones de dólares en fondos de 13 inversores:
21Ventures
Abu Dhabi Investment Office
AllianceBernstein
Cibus Fund
David Chang
Fundación para la Investigación Agroalimentaria, FFAR
GSR Ventures
Ingka Group (empresa matriz de IKEA)
Meraas
Middleland Capital
MissionPoint Capital Partners
Newark Venture Partners
Wheatsheaf Group Ltd

De acuerdo con Venture City, el Grupo Ingka los puso en marcha con 500 millones de dólares.

Granjas de 80 acres

80 Acres Farms fue fundada en 2015 por Mike Zelkind y Tisha Livingston y es una empresa privada con sede en Hamilton, OH. Suministran frutas y verduras a más de 600 establecimientos minoristas y de restauración. Se dice que sus granjas de interior, impulsadas por robots,producen300 veces más alimentos que una granja convencional, a la vez que utilizan energía 100% renovable y consumen un 97% menos de agua. Sus granjas son impulsadas por Infinite Farms, una empresa de los Países Bajos que ofrece servicios completos de diseño y construcción de granjas automatizadas de interior llave en mano. Además de 80 Acres Farms, los socios de Infinite Acres son Priva Holding BV, con sede en los Países Bajos, y Ocado, con sede en el Reino Unido.

80 Acres sirve a más de 600 minoristas, tiendas de comestibles y distribuidores nacionales, entre ellos:
Dorothy Lane Markets
Jungle Jim’s Markets
Kroger
Kroger – Ocado Solutions ecommerce channel
Restaurants
Sysco
The Fresh Market
US Foods
Whole Foods

Kroger ha estado vendiendo sus verduras y hortalizas en 32 de sus tiendas, y en 2021 se amplió a 316 tiendas más tras un programa piloto de 15 meses. Todas estas tiendas están situadas en:

Alabama
Arkansas
Indiana
Kentucky
North Carolina
Ohio

Han recaudado 250 millones de dólares en fondos de 10 inversores:
Barclays
Beyond Net Zero
Blue Earth Capital (backed by Partners Group and Wietlisbach Foundation)
General Atlantic
Orange Wings Capital
PG Impact Investments
QuietStar Capital
Siemens Financial Services
Taurus
Virgo Investment Group

AppHarvest

Fundada en 2017 por Jonathan Webb, AppHarvest es una empresa pública con sede en Morehead, Kentucky. Tienen uno de los mayores invernaderos con 2,76 millones de pies cuadrados en 60 acres donde cultivan exclusivamente tomates. En septiembre de 2020 adquirieron Novus Capital y en abril de 2021 adquirieron Root AI. También invirtieron en Red Sea Farms en agosto de 2021.

Los tomates de AppHarvest se pueden encontrar en Kroger, Meijer y Walmart.

Han recaudado más de 566 millones de dólares en fondos de 9 inversores:
Endeavor Catalyst
Equilibrium Capital
Fidelity Management and Research Co.
Inclusive Ventures
Narya Capital
Revolution
Revolution’s Rise of the Rest Seed Fund
S2G Ventures
ValueAct Capital

Los principales accionistas:
Inclusive Capital Partners LP
BNP Paribas Asset Management UK
The Vanguard Group, Inc.
BlackRock Fund Advisors

Bowery Farming

Fundada en 2015 por Brian Falther, David Golden, Irving Fain, Bowery es una empresa privada con sede en Nueva York.

Para dar un poco de perspectiva sobre el tamaño de estas granjas verticales de interior, Bowery Farming, que se declara la mayor empresa de agricultura vertical de Estados Unidos, ha anunciado recientemente su expansión a Arlington, Texas, a las afueras de Dallas, para construir su nueva granja «inteligente» de interior que servirá a 16 millones de personas en un radio de 200 millas. ¿Qué hace que esta instalación sea tan «inteligente»? Según Bowery, su granja funciona con energía 100% renovable, integrando software, hardware, sensores, sistemas de visión por ordenador, modelos de aprendizaje automático y robótica, todo ello para «orquestar y automatizar la totalidad de las operaciones.» A pesar de este funcionamiento totalmente automatizado, afirman que dará trabajo a 100 personas cuando abran sus puertas a principios de 2023. Por supuesto, su objetivo general es producir alimentos «trazables» y sin pesticidas para todas las grandes ciudades de Estados Unidos y del mundo.

En febrero de 2022, Bowery adquirió Traptic, una empresa que construye robots agrícolas gigantes.

Con sede en Nueva York, Bowery ya cuenta con instalaciones en:
Kearney, New Jersey
Nottingham, Maryland
Bethlehem, Pennsylvania
Arlington, Texas, próximamente
Locust Grove, Georgia, próximamente, para atender el área metropolitana de Atlanta

Bowery ha prestado servicio a plataformas de comercio electrónico y a más de 800 tiendas de comestibles, entre ellas:
Acme (164 tiendas)
Amazon Fresh
Giant Food
Safeway (111 tiendas)
Specialty Grocers
Walmart
Weis
Whole Food Markets

Han recaudado más de 646 millones de dólares en 8 rondas de financiación de 35 inversores:
Adam Eskin
Almanac Insights
Amplo
BoxGroup
Chris Paul
Evolution VC Partners
Fidelity Management and Research Co.
First Round Capital
Flybridge
Gaingels
General Catalyst
GGV Capital
Google Ventures (GV)
Groupe Artemis
Henry Kravis
Homebrew
Jonathan Golden
Jose Andres
Justin Timberlake
Kohlberg Kravis Roberts
Lerer Hippeau
Lewis Hamilton
Matt Salzberg
Natalie Portman
Neil Blumenthal
Red Swan Ventures
RRE Ventures
Sally Robling
Sand Hill Angels
Scott Belsky
SV Angel
Temasek Holdings
Third Sphere
Tom Colicchio
Wiley Cerilli

El holding de Hydrofarm

Fundada en 1977 por Peter Wartenberg, Hydrofarm es una empresa pública con sede en Fairless Hills, Pensilvania. Es un distribuidor y fabricante de equipos y suministros de agricultura de ambiente controlado que incluye la agricultura vertical, y vio un aumento de las ventas netas del 28,1% en 2021. Distribuyen a los Estados Unidos y Canadá.

Entre 2017-2021 Hydrofarm se expandió con la adquisición de Eddi’s Wholesale Garden Supplies, Greenstar Plant Products, Heavy 16, House & Garden, Aurora Innovations e Innovative Growers Equipment.

Los principales accionistas:
Wasatch Advisors Inc
The Vanguard Group
BlackRock Fund Advisors

Han recaudado casi 123 millones de dólares en fondos de 4 inversores:
Broadband Capital Investments
Hawthorn Equity Partners
Serruya Private Equity
SternAegis

InFarm

Fundada en 2013 por Erez Galonska, Guy Galonska y Osnat Michaeli, InFarm es una empresa privada con sede en Berlín (Alemania).

Utilizan la agricultura hidropónica en las tiendas de comestibles para que los productos crezcan in situ. Completaron más de 500 instalaciones en tiendas y centros de distribución en varias partes del mundo y en 2019 se asociaron con Kroger para hacer instalaciones en los supermercados QFC en el estado de Washington. En 2020, se expandieron a los QFC en Oregón también.

Han recaudado más de 604 millones de dólares en fondos de 23 inversores:
Archimedes Labs
Astanor Ventures
Atomico (Skype founder Niklas Zennstrom’s investment firm)
Balderton Capital
Bonnier Ventures
Cherry Ventures
EASME – EU Executive Agency for SMEs
EuropeanPioneers
FoodLabs
Hanaco Venture Capital
Haniel
Horizon 2020
IDEO
Latitude
Lightrock
LocalGlobe
Mons Investment
Partners in Equity
Qatar Investment Authority
Quadia
Star Farm Ventures
Tres Monos Capital
TriplePoint Capital

Iron Ox

Fundada en 2015 por Brandon Alexander y Jon Binney, Iron Ox es una empresa privada con sede en San Carlos, California.

Breakthrough Energy Ventures, de Bill Gates, invirtió50 millones de dólares en Iron Ox, una empresa que construye robots incorporados a sistemas hidropónicos. Estos robots están equipados con sensores para detectar los niveles de nitrógeno y acidez del agua. Iron Ox tiene granjas en el norte de California y en Lockhart (Texas).

Han recaudado más de 103 millones de dólares en fondos de 20 inversores, y la empresa de Gates representa casi el 50% de la financiación:
7percent Ventures
Amplify Partners
Anorak Ventures
At One Ventures
Avant Global
Breakthrough Energy Ventures
Cherubic Ventures
Colin Carrier
Comet Labs
Crosslink Capital
Eniac Ventures
Formic Ventures
Greg Castle
Innovating Capital
i/o Ventures
Pathbreaker Ventures
R7
Tuesday Capital
Vijay Pradeep
Y Combinator

Plenty Unlimited Inc.

Fundada en 2014 por Jack Oslan, Matt Barnard, Nate Mazonson y Nate Storey, Plenty es una empresa privada con sede en San Francisco, California. Utilizan la hidroponía para cultivar sus verduras de hoja verde.

«En Plenty, estamos orgullosos de las verduras frescas y sabrosas que cultivamos en nuestra granja, y de nuestro proceso de cultivo transparente, que nos permite seguir una planta desde la semilla hasta la cocina.» – Nate Storey, cofundador y director científico

Vídeo: Las granjas verticales podrían dominar el mundo | Hard Reset (en inglés)

En este vídeo, Nate Storey dice: «No tenemos la tierra, los recursos o la capacidad de compensar con alimentos de alto valor nutritivo». Dios, ¿qué ha pasado con todas las tierras de cultivo? El narrador del vídeo continúa diciendo: «imagina un escenario en el que nos deshiciéramos de todas las granjas tradicionales y las sustituyéramos por granjas verticales…… este es el tipo de tecnología y eficiencia que necesitaremos con la base Artemis en la luna y, eventualmente, en Marte».

Plenty da servicio a más de 430 supermercados Albertsons en California, incluidos Safeways y Vons, con instalaciones en Compton y San Francisco.

En 2020, se abrieron camino en algunos de los Whole Foods Markets de la zona de la bahía.

En enero de 2022, Walmart anunció su asociación a largo plazo con Plenty con una inversión de 400 millones de dólares, lo que permite a Walmart abastecerse de productos de Plenty para todas sus tiendas de California, y Walmart también obtiene un puesto en el Consejo de Administración de Plenty.

Los productos de Plenty también se pueden encontrar en puntos de venta en otros lugares de California como Berkeley Bowl, Good Eggs, Bi-Rite Market y el restaurante robotizado llamado Creator. Su página web también enlaza con pedidos online en Good Eggs, Instacart y Amazon’s Fresh Market, donde se pueden encontrar los productos de Plenty.

El objetivo de Plenty es erigir 500 granjas verticales en zonas urbanas muy pobladas de todo el mundo.

Han recaudado más de 940 millones de dólares en fondos de 13 inversores:
Bezos Expeditions
DCM Ventures
DCVC
Driscoll’s
Finistere Ventures
Innovation Endeavors (Eric Schmidt)
JS Capital Management
Kirenaga Partners
Louis Bacon
One Madison Group
Pete Flint
SoftBank Vision Fund
Walmart

Upward Farms

Fundada en 2013 por Ben Silverman, Jason Green y Matt La Rosa, Upward Farms es una empresa privada con sede en Brooklyn, Nueva York. Aunque actualmente solo cuentan con 5 inversores, recientemente han anunciado sus planes de construir la mayor granja vertical de interior del mundo en el condado de Luzerne, Pensilvania, con un máximo de 250.000 pies cuadrados, para 2023.

Han recaudado más de 140 millones de dólares en fondos de 5 inversores:
Founder.org
Neue Fund
Prime Movers Lab
Recharge Thematic Ventures
Steve Jurvetson

Invernaderos gigantes

Además de todas las granjas verticales que se están construyendo, también se están levantando invernaderos gigantes. Al igual que AppHarvest en Kentucky, Rhode Island Grows está construyendo uno en Exeter y algunos habitantes de Rhode Island no están muy contentos con ello. La empresa proyecta que puede producir hasta 650.000 libras de tomates por acre, con el objetivo de ampliar a 350 acres en cinco años y eventualmente hacerse cargo de 1.000 acres. Su plan es servir a seis estados entre Boston y Nueva York.

En Virginia Beach, el ex gobernador Ralph Northam anunció en abril de 2021 que Sunny Farms, LLC invertirá 59,6 millones de dólares en un invernadero hidropónico de 120.000 pies cuadrados en Taylor Farms, con el plan de ampliar a 32 acres de espacio. Comenzarán con lechugas y, con el tiempo, también cultivarán verduras.

En 2021, Shenandoah Growers, Inc. se renombró como Soli Organic y planea expandirse de siete a quince granjas utilizando su propio sistema de ambiente controlado basado en el suelo para la agricultura de interior. El cambio a esta estrategia basada en la ESG ha atraído a más inversores, entre ellos Cascade Investments, de Bill Gates. También han incorporado a ejecutivos clave procedentes de Starbucks, Walmart y Postmates.

Gotham Greens produce productos en sus invernaderos climatizados y abiertos todo el año en Baltimore, Brooklyn, Chicago, Davis, Denver, Providence y Queens. Al añadir el segundo invernadero en Chicago, han duplicado su producción de lechugas hasta los 11 millones de cabezas al año. El edificio de Whole Foods en Brooklyn es donde construyeron el primero en 2013, como el primer combo de invernadero gigante + supermercado.

Quien controla el suministro de alimentos controla al pueblo

La presión ha tenido lugar durante décadas, desde el robo de tierras por parte del gobierno hasta la imposición de restricciones y regulaciones poco realistas a los ganaderos y agricultores, el control de nuestra agua libre -incluso el agua de lluvia-, la venta de más de 35,2 millones de acres de tierras de cultivo de Estados Unidos a inversores extranjeros, los globalistas como Bill Gates comprando cientos de miles de acres de tierras de cultivo, la quema de plantas de procesamiento de alimentos mientras se fabrican los problemas de la cadena de suministro, y la prevención del transporte de los suministros agrícolas críticos, como los fertilizantes, todo ello mientras se construye la agricultura vertical de interior con el apoyo de los globalistas y se elaboran las nuevas regulaciones de energía e infraestructura. Mientras que la mayoría de la gente cree que China ha comprado gran parte de las tierras de cultivo de Estados Unidos, en realidad tiene un pequeño porcentaje en comparación con Canadá, que tiene la mayor parte, luego los Países Bajos, Italia, Alemania y el Reino Unido. China ocupa el último lugar y una gran parte es propiedad del Grupo WH (Smithfield Foods) de Missouri, sobre el que Corey’s Digs informó anteriormente.

La Coalición Nacional de Jóvenes Agricultores estima que dos tercios de las tierras de cultivo cambiarán de manos en la próxima década debido a la jubilación de los agricultores. Con todas las regulaciones, la inflación y los problemas de suministro, todo lo cual ha sido fabricado, hay una pesada carga sobre los agricultores estadounidenses, y los globalistas han calculado cuidadosamente sus movimientos para traer las granjas verticales de interior y la carne cultivada en laboratorio al típico estilo salvador.

Forbes estima que más de 20 billones de dólares en inversiones siguen factores de estilo de inversión ESG y socialmente responsable, mientras que el director general de BlackRock, Larry Fink, insiste en que «es hora de forzar el cambio de comportamiento de la gente«, para ampliar aún más las inversiones ESG. A pesar de la iluminación LED, la robótica, el análisis de datos por ordenador y los sistemas de ventilación necesarios para alimentar instalaciones de cultivo vertical de esta magnitud, dado que se ahorra agua y se utiliza menos masa de tierra de Bill Gates, las inversiones están fluyendo hacia estas instalaciones supuestamente sostenibles y respetuosas con el medio ambiente, así como hacia los invernaderos masivos.

Mientras los más de 190 países miembros de la Organización Mundial de la Salud se mueven con toda la celeridad posible para ceder el poder a la OMS en un tratado global sobre pandemias para controlar el sistema sanitario, y exigen vacunas globales y certificados digitales, ya han puesto en marcha la Estrategia Global de Vigilancia Genómica de 10 años de los Rockefeller. Todo es cuestión de genética con esta gente. Mientras tanto, Estados Unidos intenta acelerar las cosas utilizando el Reglamento Sanitario Internacional (RSI) para hacer modificaciones¿Qué pasa si despliegan una identificación digital obligatoria (que es su intención) e informan a todos los negocios, incluidas las tiendas de comestibles, de que no se puede entrar sin la vacuna o la identificación?

National Geographiccree que la edición de genes es la próxima revolución alimentaria, explicando que cientos de laboratorios de investigación y desarrollo están probando el potencial de CRISPR para producir alimentos de crecimiento más rápido con todo tipo de beneficios. Según su artículo de 2018, afirman que los reguladores federales de Estados Unidos no están exigiendo regulaciones estrictas y años de pruebas como lo hicieron con los OMG (organismo modificado genéticamente) porque las plantas no contendrán ADN extraño. Sin embargo, el alto tribunal de la Unión Europea dictaminó regular las plantas editadas genéticamente igual que los OMG.

La genética, los productos sintéticos y la ciudadanía digital están avanzando y la gente va a tener que adoptar una postura cuando sea consciente de lo que está comprando, ingiriendo y firmando. Apoyar y ayudar a los agricultores y ganaderos tanto como sea posible durante estos tiempos. Construir una granja vertical de interior o un invernadero a pequeña escala puede ser una buena idea. Las familias y comunidades que cultivan alimentos, construyen una granja, y colaboran es un gran paso en la dirección correcta. FarmMatch conecta a la gente con los agricultores locales, y Seeds for Generations ofrece grandes semillas de herencia, así como seminarios web gratuitos y recursos para construir y cultivar su propia comida. La Solari Food Series y el Food Risk Tracker también ofrecen una gran cantidad de información útil.

No hay manera de suavizar este sistema que están implementando. Mientras que la agricultura vertical es brillante en muchos sentidos, y podría ser beneficiosa a menor escala en las comunidades, el hecho de que esta sea la agenda global para eliminar las granjas y controlar todos los productos por los propios globalistas, hace que sea increíblemente preocupante. Imagina, en un futuro no muy lejano, ir a dar un paseo por el campo (en tu vehículo eléctrico obligatorio) y observar las tierras de cultivo secas sustituidas por turbinas gigantes. Es una imagen muy distópica que nadie quiere experimentar.

Debemos trabajar juntos para encontrar una forma de avanzar y seguir diciendo no a la identificación digital que están creando para controlar nuestro acceso y gasto, mientras construimos juntos la autosuficiencia y la seguridad. Si tienes recursos o sugerencias útiles, compártelos en los comentarios a continuación.