Ilusión óptica podría revelar tu personalidad, ¿Qué es lo primero que ves cuando miras esta imagen?

Ilusión óptica podría revelar tu personalidad, ¿Qué es lo primero que ves cuando miras esta imagen?

El sitio “Wake Up Your Mind” publicó una imagen con efecto de ilusión óptica donde se pueden ver tres cosas: un par de labios semiabiertos, una línea de árboles grandes y pequeños, y las raíces de los mismos árboles que se hunden en el suelo. Según este sitio web, mirar esta imagen podría medir la flexibilidad del individuo o la tendencia a ser influido por otros. Hacer el test es bastante simple, pues sólo basta con mirar la imagen rápidamente y decir lo primero que se ve en ella.

 

Las respuestas del test, según el sitio web “Wake up yor mind”, serían las siguientes:

-Labios:

Si lo primero que la persona vio fueron unos labios semiabiertos, se trata de una persona pragmática y flexible en sus pensamientos, sencilla y tranquila, que prefiere una vida media y no se complica con movimientos innecesarios para encontrar la realización personal. Si bien el entorno pueda catalogar en determinadas ocasiones a este individuo de ingenuo, débil y necesitado de ayuda, se trata más bien de una persona sabia y confiable, que puede resolver los problemas por sí misma sin la ayuda de nadie, que valora la honestidad en los otros y está presta a dar consejos oportunos y sinceros a quien se los pida.

-Árboles:

Si lo primero que la persona vio fueron árboles y/o troncos de árboles, se trata de una personalidad extrovertida, aunque sensible a la opinión de los demás, pues le preocupa lo que piensan de ella. Es un individuo aparentemente suave y gentil, pero en esencia sabio y difícil de engañar, que tiende a ocultar sus emociones reales. Es exigente a la hora de elegir a las personas y es muy difícil ganarse su confianza. Su lado misterioso evita que otros se enteren de lo que está pasando por su cabeza y está por lo general abierto a todas las posibilidades que le depara el futuro, para tener éxito en sus proyectos personales.

-Raíces:

Si lo primero que la persona vio fueron las raíces que se hunden en el suelo, se trata de una persona más bien introvertida, terca, a veces con baja autoestima, aunque proclive a reconocer sus errores y aceptar las críticas constructivas para cambiar y mejorar. Si bien esta persona puede ser percibida como un individuo sin talento ni cualidades revolucionarias, se trata en realidad de una persona competente, responsable, disciplinada y diligente para cumplir sus objetivos, muy atento a sus valores y principios morales y éticos. Son individuos centrados e independientes, que siempre se esfuerzan por obtener la mejor versión de sí mismos.