Impacto nacional provoca la filtración de La grabación donde el heredero del grupo Said reconoce descaradamente haber violado a una joven sin piedad
Impacto nacional provoca la filtración de La grabación donde el heredero del grupo Said reconoce descaradamente haber violado a una joven sin piedad

Impacto nacional provoca la filtración de La grabación donde el heredero del grupo Said reconoce descaradamente haber violado a una joven sin piedad

El martes 23 de febrero de este año finalizó judicialmente la causa por el delito de abuso sexual en contra del heredero de una de las fortunas más grande del país, Juan Cristóbal Said, hijo de Salvador Said, cabeza del grupo Said, con acciones en empresas tales como Parque Arauco, Embotelladora Andina y Scotiabank.

En una reservada audiencia de formalización, el fiscal Felipe Cembrano modificó el delito de violación, que era el delito por el cual la víctima acusó a Said, por el de abuso sexual, que tiene una pena mucho menor. Finalmente, se terminó ese día el proceso judicial con la condición de que Said se sometiera “a un tratamiento de control de impulsos", tal como informó en un reportaje El Mostrador. Además, Said quedó con prohibición de acercarse a la víctima. Según da a entender El Mostrador, es probable que ambas partes hayan llegado a un acuerdo para finalizar el juicio.

Más allá de la resolución del juez, varios antecedentes no fueron tomados en cuenta en el proceso. Un tema que llama la atención también es que el fiscal Cembrano nunca tomó declaración del acusado.

Otro antecedente tal vez más relevante es una conversación grabada, a la cual hacen referencia diversos testigos en la carpeta investigativa, donde Juan Cristóbal Said, de 22 años, asume la violación frente a los cuestionamientos de un grupo de amigas de la víctima.

Este antecedente, que es nombrado en la investigación, finalmente fue ignorado por la Fiscalía. Sin embargo, INTERFERENCIA tuvo acceso al audio, donde efectivamente Said asume la culpabilidad de los hechos.

La víctima, de iniciales A.Z.V., conocía a Said desde hace años, ya que habían sido compañeros de colegio. Al ocurrir los hechos, ambos estaban estudiando en distintas universidades, pero mantenían un grupo de amigos en común, todos de familias de la clase alta del país. A.Z.V. también había tenido, anteriormente, una relación romántica con Said, pero esa relación había terminado y ella -según aclaró en su testimonio al fiscal- nunca había tenido relaciones sexuales con el victimario. Amigos cercanos a la víctima ratificaron en sus testimonios, ese dato.

La noche del 13 de octubre de 2018, A.Z.V., junto a un grupo de amigos asistió a “una previa” a la casa de Juan Cristóbal Said, ubicada en la comuna de Vitacura. Said aprovechó de ser anfitrión debido a que estaba sin sus padres en su domicilio. A.Z.V., también tenía a sus padres fuera del país, viajando por Europa. Tras compartir con sus amigos, la víctima se quedó dormida junto a una amiga en la habitación que Juan Cristóbal Said compartía con su hermano. Minutos después su amiga se cambió a otra habitación. Cerca de las cuatro de la madrugada, Juan Cristóbal Said comenzó a presionar a la víctima para tener relaciones sexuales. En un momento, la víctima afirma que éste le sacó su ropa interior y la violó. Ella pudo tomar sus cosas y salir corriendo. Minutos después, llamó a su hermana, quien la fue a buscar.

La denuncia se presentó formalmente al día siguiente, el 15 de octubre de 2018. Dos días después, la Fiscalía recepcionaba la denuncia.

Según lo narrado por la víctima en su testimonio, consignado en la carpeta investigativa, al día siguiente de ocurrido el delito, un grupo de sus amigas, quienes conocían a Said, grabaron una conversación a la que tuvo acceso INTERFERENCIA, donde el joven, entonces de 20 años, reconoce la violación.

Esto es lo que dice Said en la grabación:

“Se estaban yendo todos, yo me fui a acostar a la pieza, y estaban durmiendo la A[...]. con la A[...], en la cama de mi hermano y la A[...] se fue y yo de hueón fui y le empecé a dar besos a la A[...] y la A[...] me decía 'no' y la cuestión, y de borrado ya paré. Y después le dije a la A[...]. si no iba a venir para acá [otra cama] y se acuesta conmigo".

En ese momento amigas de la afectada le preguntaron si fue ella quien se metió a su cama, a lo que él aclara que estaba en la cama de su hermano, pero que sí, que ella, según relata, habría aceptado tenderse con él.

“Y nada, de hueón le empecé a dar besos, le dije “hueón, apáñame” y la cuestión… la verdad de las cosas, es que yo estaba borradoborrado, sé que no es la excusa, sé que no tengo perdón, eso lo tengo clarísimo. Puta, ni me acuerdo qué le dije, pero ella me decía, no, que no, pero no un “no” como… ¿estaba sobria ella?. No sé, da lo mismo. Puta, yo lo asumo, que me decía no y no, pero no era un no tan convencida, porque una persona que dice que no, se para y se va. Y si estaba sobria además, o sea había tomado una piscola, no sé, no estaba curada. Una persona normal se para y se va y dice no, no más, ya chao. Puta y yo entendí que si se quedó fue por algo y la hueá, y ahí se malinterpretó todo y pasó lo que... ”, continúa.

“No me acuerdo cómo partió todo. Le empecé a dar besos…. y supuestamente, ella dijo que le bajé los pantalones, pero no estoy seguro, no te podría decir. Si la cagué, pido perdón, no sé cómo arrepentirme de la hueá. No tengo perdón, no tengo perdón, y a la A[...] la conozco desde muy chica, qué mierda, no sé cómo mierda pasó esa hueá”, agrega.

En el audio Said repite reiteradamente que no recuerda bien los hechos, ya que habría estado bajo los efectos del alcohol.

“Lo único que sé es que si se la metí, yo creo que sí, no te voy a mentir”, afirma después.

Luego es cuestionado por las amigas de la víctima, ya que la A.Z.V. se había negado a tener relaciones con él. También le dicen que es un delito grave y que puede ir a la cárcel por este tema.

“Pero ¿Qué hacía ella ahí? Porque yo puedo entender que la cagué. Te lo asumo, te lo asumo”, afirma Said posteriormente en la grabación.

“No lo medí, no medí la gravedad nunca, nunca pensé que iba a llegar a ese calibre, nunca pensé. Que me llame de violador, fue como ¡hueón!, quedé en shock, imposible, cómo puede ser que esté pasando”, agregó.

Tras eso, las amigas de la víctima le preguntan por qué él había circulado el rumor de que había tenido relaciones sexuales con la víctima, a lo que él responde que nunca ha dicho eso y nunca había tenido sexo consentido con A.Z.V.

“No entiendo por qué ella no se fue, por qué dejó que pasara esto”, agrega Juan Cristóbal Said, cuestionando la negación de la víctima de tener relaciones con él.

Luego agrega que el hecho se lo contó a sus padres, Salvador Said y Patricia Amunátegui. “Me mandaron a la cresta y me dijeron que tenía que asumir no más, que me iban a apoyar y que la niñita esté bien no más”, agrega.

El grupo de personas que grabó esta conversación declararon en favor de la víctima en el proceso y contaron al fiscal el contenido de esta grabación y que Said había asumido el delito.

Sin embargo, en la carpeta investigativa no aparecen pesquisas sobre la búsqueda o petición de esta grabación de audio, como tampoco el testimonio de Juan Cristóbal Said.


https://interferencia.cl/