Impacto por Un estudio científico que demuestra que los humanos tienen la capacidad de regenerar partes del cuerpo con la mente pero que no saben cómo

Impacto por Un estudio científico que demuestra que los humanos tienen la capacidad de regenerar partes del cuerpo con la mente pero que no saben cómo

Algunos de nuestros primos invertebrados más cercanos, como los enteropneustos o gusanos bellota (Enteropneusta), tienen la capacidad de regenerar perfectamente cualquier parte de su cuerpo que esté cortada, incluida la cabeza y el sistema nervioso. Los humanos tienen la mayoría de los mismos genes, por lo que los científicos están tratando de averiguar si la regeneración humana también es posible.

Puede parecer un superpoder, pero cada vez hay más científicos que creen que la regeneración de partes del cuerpo no solo es posible, sino alcanzable en humanos. Después de todo, no solo hay muchos animales que pueden hacerlo, sino que podemos hacerlo nosotros mismos para nuestra piel, uñas y trozos de otros órganos. Es más, tenemos muchos genes para ello. Y ahora los científicos han demostrado que esta capacidad está dentro de todos nosotros.

Regenerando partes de nuestros cuerpos

Cuando los humanos sufren una herida como un corte, nuestro primer instinto es asegurarnos de que no se infecte. Nos aseguramos de que esté limpio y, a medida que cicatriza, una cicatriz ocupa su lugar. Las cicatrices son parte de la vida, o al menos eso es lo que nos han hecho creer, y es la forma en que el cuerpo humano forma una barrera entre la herida y el sucio mundo exterior. Pero, ¿y si las cicatrices no fueran tan útiles como todos creen? ¿Qué pasa si las cicatrices en realidad impiden una forma de curación aún más increíble? ¿Y si los humanos pudieran realmente regenerar partes del cuerpo?

Puede parecer una locura, pero eso es exactamente lo que los investigadores dirigidos por James Godwin, doctor en filosofía del Laboratorio Biológico MDI en Maine, están tratando de averiguar. Los investigadores acaban de publicar un nuevo artículo en la revista científica Developmental Dynamics que se centra en las diferencias entre los mamíferos y una especie muy especial de salamandra llamada axolótl.

capacidad regenerar mente - Un estudio científico demuestra que los humanos tienen la capacidad de regenerar partes del cuerpo con la mente

Comúnmente conocido como ajolotes, están en grave peligro de extinción, pero todavía existen en cautiverio. Son criaturas increíbles con la capacidad única de regenerar una amplia gama de partes del cuerpo. Claro, algunas salamandras y otros lagartos y anfibios son capaces de regenerar su cola, pero el axolótl toma esa habilidad y la lleva al extremo. Los axolótl son capaces de regenerar la cola, la pata y la piel, pero también pueden desarrollar nuevos pulmones, ovarios, médula espinal e incluso un cerebro o corazón fresco si es necesario.

Al estudiar lo que le sucede a una herida a nivel molecular tanto en axolotl como en ratones, que son mamíferos que no poseen capacidades regenerativas tan sólidas, los científicos descubrieron algo muy interesante. Descubrieron que las células inmunitarias que desencadenan una respuesta después de una lesión, llamadas macrófagos, son el vínculo fundamental para explotar la capacidad de un animal para regenerar partes del cuerpo. Más específicamente, el Dr. Godwin demostró que cuando un ajolote tenía muy pocas de estas células inmunes para reaccionar a una lesión, una parte del cuerpo que faltaba no podía volver a crecer y en su lugar apareció una cicatriz. Tanto en ratones como en humanos, los macrófagos provocan cicatrices en lugar de regeneración, pero puede ser posible cambiar eso.

“Nuestra investigación muestra que los seres humanos tienen un potencial de regeneración sin explotar”, dijo Godwin en un comunicado“Si podemos resolver el problema de la formación de cicatrices, es posible que podamos desbloquear nuestro potencial regenerativo latente. Los ajolotes no dejan cicatrices, que es lo que permite que se produzca la regeneración. Pero una vez que se ha formado una cicatriz, se acaba el juego en términos de regeneración. Si pudiéramos prevenir las cicatrices en los seres humanos, podríamos mejorar la calidad de vida de muchas personas.”

Profundizando aún más en la respuesta inmune, los investigadores encontraron que la señalización de un tipo específico de proteína parece ser responsable de la respuesta específica de los macrófagos. El equipo descubrió que las respuestas en el tejido de los ratones y axolotl eran “inesperadamente divergentes”, lo que sugiere que si pudiéramos modificar esa señalización, podríamos desencadenar la regeneración en el tejido de los ratones y, eventualmente, en los humanos.

“Estamos cada vez más cerca de comprender cómo los macrófagos axolotl están preparados para la regeneración, lo que nos acercará a poder tirar de las palancas de la regeneración en los seres humanos”, explica el Dr. Godwin. “Por ejemplo, imagino poder usar un hidrogel tópico en el sitio de una herida que está atada con un modulador que cambia el comportamiento de los macrófagos humanos para parecerse más a los del ajolote.”

El poder de la mente y la medicina

Aunque el Dr. Godwin no menciona específicamente la mente como la precursora de la regeneración, en la actualidad se debate sobre la posibilidad de que tengamos la capacidad de manipular todo los que nos rodea, incluido nosotros mismos, con el simple poder de la mente. Por ejemplo, en 1986, Henry Bennett estudió a 94 pacientes preparados para cirugía de columna, a quienes se les enseñó cómo usar la mente para alejar la sangre del lugar de la cirugía. Aquellos que hicieron esto perdieron 500 centímetros cúbicos de sangre, en comparación con 900 centímetros cúbicos de sangre en los que no lo hicieron.

regenerar cuerpo mente - Un estudio científico demuestra que los humanos tienen la capacidad de regenerar partes del cuerpo con la mente

En 1994, Lewis Mehl estudió a 100 mujeres embarazadas con bebés de nalgas. Bajo hipnoterapia, se incitó a estas mujeres a confiar en sus cuerpos y en la naturaleza para devolver a sus bebés a la posición adecuada con la cabeza hacia abajo. El 81% de los bebés de las hipnotizadas volvieron a la cabeza hacia abajo, en comparación con el 48% de los no hipnotizados. En 1998, Jon Kabat-Zinn dirigió un estudio de pacientes que recibían fototerapia para la psoriasis moderada a grave mientras escuchaban la guía de meditación y las instrucciones para visualizar la luz ultravioleta que ralentizaba la división de las células de la piel. Aquellos que hicieron las visualizaciones alcanzaron el punto medio de compensación un 50% más rápido que el grupo de control que solo recibió fototerapia sin la meditación y la visualización .

La medicina bioquímica no puede explicar lo que sucede en estos casos. ¿Está la mente sobrealimentando a los pacientes con hormonas felices como las endorfinas y la oxitocina , mientras reduce los niveles de hormonas nocivas como el cortisol y la adrenalina? ¿Están las células sanguíneas siguiendo las órdenes de la mente de alguna manera? ¿Pueden los bebés escuchar los pensamientos de una madre? ¿Están las células inmunes corriendo en ayuda de las células de la piel enfermas a la llamada de la guía de meditación?

Sabemos que entre el 18% y el 75% de las veces, los pacientes de los ensayos clínicos responden al tratamiento con placebo como si estuvieran recibiendo el fármaco real. Por no decir que algunos pacientes con cáncer lograron erradicar la enfermedad mediante manipulación mental. Esto nos demuestra que todavía no sabemos hasta dónde llega la capacidad de la mente para manipular el cuerpo. De demostrarse estudios como el del Dr. Godwin, demostraría que la mente puede hacer (para algunas personas) lo que todos los laboratorios farmacéuticos del mundo juntos no han podido.

¿Crees que nuestra mente tiene la capacidad de regenerar partes de nuestros cuerpos?

Vía MEP