La aterradora profecía de Stephen Hawking del covid19 sobre el fin de la humanidad que muchos han recordado por la Pandemia

La aterradora profecía de Stephen Hawking del covid19 sobre el fin de la humanidad que muchos han recordado por la Pandemia

 

Según el fallecido científico británico, la creación “accidental o voluntaria” de un virus puede destruir la vida en la tierra tal como la conocemos. 

El físico teórico y cosmólogo británico Stephen Hawking (1942-2018), gracias a sus revolucionarias teorías sobre el origen del universo, los agujeros negros y el tiempo, se convirtió en la mayor celebridad del mundo científico después de Albert Einstein, pese a que desde su juventud sufrió una implacable y cruel enfermedad degenerativa conocida como esclerosis lateral amiotrófica (ELA) que lo mantuvo, hasta su muerte a los 76 años, postrado en una silla de ruedas, con severas limitaciones físicas que sólo le permitían mover algunos músculos y hablar por un intercomunicador.

Cosmologist Stephen Hawking

En 2001, Stephen Hawking concedió una reveladora entrevista al diario británico The Daily Telegraph en la que vaticinó que sería un virus con efectos altamente mortales para los seres humanos lo que provocaría el final de nuestra especie, y no una bomba atómica.

En aquella ocasión, el físico teórico que falleció en Cambridge el 14 de marzo de 2018, aseguró que estaba “más preocupado, a largo plazo, por la biología que por las armas nucleares”. Hawking, de hecho, consideraba que el fin de la humanidad podría ser consecuencia de una gran pandemia.

“El peligro es que, accidental o voluntariamente, se cree un virus que destruya a la raza humana, que no estará preparada para enfrentarlo”, comentó Hawking en la citada entrevista.

 

Ese vaticinio, en un momento crítico en que nuestro planeta pasa por una de sus mayores crisis sanitarias, sociales y económicas como consecuencia del coronavirus y el covid-19, adquirió, por cierto, una gran importancia dado que el científico explicó que podrían surgir mutaciones de nuevos virus muy peligrosos, que el mundo no estuviera preparado para enfrentar, lo que desencadenaría la destrucción total e inevitable de la humanidad.

Pero no sólo los agentes infecciosos le quitaban el sueño al célebre científico. De acuerdo a su razonamiento, nuestra especie podría ser víctima de una catástrofe a nivel de extinción, tarde o temprano, debido a otras amenazas potenciales como la guerra nuclear y el calentamiento global, que “podría empujar a la Tierra al borde, para convertirse en Venus, con una temperatura de 250 grados y lloviendo ácido sulfúrico”. A Hawkins también le preocupaba el desarrollo de la inteligencia artificial, que temía que pudiera igualar o superar a los humanos y que “podría significar el fin de la raza humana”.

stephen-hawking-el-fin-de-la-humanidad

Debido a la inminente destrucción de la Tierra, Hawking creía que el futuro de la humanidad sería buscar un nuevo hogar en el espacio. “La supervivencia de la raza humana dependerá de su capacidad para encontrar nuevos hogares en otros lugares del universo, pues el riesgo de que un desastre destruya la Tierra es cada vez mayor”, explicó Hawking en una entrevista concedida el año 2015 al diario español El País.

Para Hawking, la mejor opción estaba en el sistema Rikel Centaurus, más conocido como Alfa Centauri, el sistema estelar más cercano al Sol. Curiosamente, el año 2019 un radiotelescopio gigante ubicado en Australia detectó unas extrañas ondas provenientes de un planeta de ese sistema estelar, que aún están siendo investigadas como un indicio de posible vida extraterrestre. El planeta en cuestión es Próxima Centauri b, una “supertierra” que tiene superficie rocosa, que se cree que alberga agua líquida e incluso una atmósfera y que está a 4,2 años luz de la Tierra.

Vía GUIOTECA