Mega Caos global y la Tercera Guerra Mundial: expertos advierten que nos enfrentamos a la era más turbulenta de toda la historia

Mega Caos global y la Tercera Guerra Mundial: expertos advierten que nos enfrentamos a la era más turbulenta de toda la historia

En la segunda mitad de 2020, hay pocas esperanzas de que nuestra desgracia termine con la expiración de este annus horribilis. Estamos entrando en uno de los períodos más catastróficos y fatídicos de la historia humana. Hay una creciente conciencia de que la humanidad se enfrenta a un viaje extremadamente difícil que podría durar décadas. Este sentimiento de inseguridad ha ido aumentado en los últimos años. Probablemente comenzó con la crisis financiera mundial de 2008. Pero hasta 2020 había esperanzas de que el mundo volviera de alguna manera a la normalidad y recuperara la estabilidad. Y el COVID-19 puso fin a esta esperanza, que devastó la economía mundial y exacerbó las tensiones entre Estados Unidos y un nuevo candidato a ser superpotencia, China.

El estado de miedo se ha instaurado en la sociedad actual. En la mayoría de los países, el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 sigue matando y matando a personas con una arbitrariedad aterradora. Incluso si ganamos la lucha contra este misterioso virus, las megatendencias en la política mundial, que apuntan a más disturbios y desorden, no se disolverán y probablemente solo se intensificarán. Y en medio todos estos inquietantes escenarios, los politólogos nos advierten de al menos cuatro señales que nos indican que nos enfrentamos a la era más turbulenta de la historia.

Sociedades divididas

Por supuesto, siempre ha habido divisiones dentro de los países. Pero generalmente había un solo conjunto de valores y creencias, con grupos divergentes más o menos marginados. Hoy, el consenso social parece ser la excepción más que la regla. En muchas partes del mundo, se puede observar cómo se desatan las guerras civiles, por lo que las sociedades acaban divididas. La brecha principal se extiende entre el campo del conservadurismo social y el nativismo y los partidarios de los valores progresistas-liberales. La última manifestación de este antagonismo tuvo lugar en Polonia, donde el conservador derechista ganó las elecciones contra su oponente liberal con una justa ventaja.

El levantamiento de las masas

El 25 de mayo de 2020, el afroamericano George Floyd fue asesinado en Minneapolis por un policía blanco. Su muerte provocó protestas masivas que se extendieron rápidamente por todos los Estados Unidos. Tanto los norteamericanos como la gente de otros países que resisten los riesgos del COVID-19 salieron a la calle exigiendo dignidad. La mayoría protestaron contra lo que consideran una injusticia estructural y la arrogancia del poder. Su protesta es en última instancia una lucha entre la clase dominante y la gente común, las instituciones de poder y los gobernados. Esta protesta es parte de la ola mundial de levantamientos populares que han tenido lugar en la última década, comenzando con la Primavera Árabe y el Movimiento de Ocupación. La victoria electoral de Donald Trump en 2016, como el Brexit, también se puede considerar ver como parte de la revuelta mundial contra las élites actuales.

caos global y tercera guerra mundial - Caos global y la Tercera Guerra Mundial: expertos advierten que nos enfrentamos a la era más turbulenta de toda la historia

El fin de la hegemonía y un mundo sin control

Al mismo tiempo que los trastornos políticos internos en muchos países, el sistema internacional también está sujeto a cambios tectónicos. La Pax Americana, también conocida como el «orden liberal internacional», está a punto de desintegrarse. Hace unos años, la disminución de la hegemonía global de los Estados Unidos parecía ser reversible. Hoy, son muchos los que consideran que esta relativa paz mundial ya no se puede salvar. Incluso si alguien logra destronar al todopoderoso Trump de la Casa Blanca, todo parece indicar que los días de la supremacía estadounidense parecen estar contados.

La Pax Americana ha proporcionado una considerable estabilidad internacional. ¿Pero quién mantendrá el derecho internacional después del fin de la hegemonía estadounidense? Hasta el momento no hay respuesta. Las instituciones colectivas existentes, como el G20 o el P5 de la ONU, no pueden seguir de forma remota una política de gobernanza global efectiva. Y es impensable que la superpotencia emergente de China acabe vigilando el mundo. Sin embargo, una cosa es clara. El vacío del gobierno conducirá a un mayor caos en la política mundial.

Premoniciones de guerra

Primero, una guerra sinoestadounidense ahora no solo parece posible, sino casi inevitable. Los expertos en la materia lo tienen claro, el conflicto armado entre los Estados Unidos y China es inminente, más concretamente habrá un enfrentamiento dentro de los próximos tres a seis meses. Las relaciones con China se han deteriorado en los últimos años. La erosión ha sido acelerada por la guerra comercial del presidente Trump con Pekín y la pandemia de coronavirus. De hecho, el conflicto armado se desencadenará por un ataque naval chino contra la flota estadounidense del Pacífico.

caos global y la tercera guerra mundial - Caos global y la Tercera Guerra Mundial: expertos advierten que nos enfrentamos a la era más turbulenta de toda la historia

En segundo lugar, el conflicto anterior entre los Estados Unidos y China ya no se parecerá al mundo de principios del siglo XX antes de la Primera Guerra Mundial, con su prosperidad en rápido crecimiento debido a lo que ahora se considera la primera era de la globalización. Más bien, la atmósfera de la década de 2020 será más parecida a la de la década de 1930, con la desaceleración de la economía global y el surgimiento de regímenes autoritarios y neototalitarios. Sin embargo, la pregunta principal es si la guerra entre Estados Unidos y China será relativamente limitada, o acabará afectando a otros países como Rusia, India, Japón y Europa. De ser así, nos encontraríamos ante la Tercera guerra Mundial.

Es cierto que nuestra historia está llena de conflictos, guerras sin sentido y cambios en el orden mundial. Pero el momento actual es bastante único porque múltiples contradicciones políticas y sociales chocan, con la amenaza de pandemias y el cambio climático como telón de fondo. Nos enfrentamos ante un escenario nunca visto antes, con China intentando tomar el control del mundo. Y tal vez, solo tal vez, la pandemia de coronavirus haya sido utlizado para cambiar el rumbo de los acontecimientos.

¿Estamos a las puertas de la Tercera Guerra Mundial? ¿La pandemia de coronavirus es un arma destinada a crear un Nuevo Orden Mundial? ¿China acabará controlando el mundo?