Múltiples Expertos analizaron probabilidad de que gran terremoto afecte a Valparaíso en breve: "Debemos estar preparados, no sólo por el sismo, sino porque el tsunami inundaría todo valparaíso y podría ser mañana"

Múltiples Expertos analizaron probabilidad de que gran terremoto afecte a Valparaíso en breve: "Debemos estar preparados, no sólo por el sismo, sino porque el tsunami inundaría todo valparaíso y podría ser mañana"

¿Qué pasó?

Algunos expertos advierten sobre la posibilidad de que en la región de Valparaíso se registre en el futuro un sismo con una magnitud cercana a los 9 grados en la escala de Richter, similar al ocurrido en 1730 en la zona central.

Cabe destacar que el miércoles 8 de julio se conmemoraron 290 años de este suceso, que trajo consigo un tsunami de 11 metros aproximadamente, en el que el mar entró 850 metros al continente, provocando la muerte de al menos tres mil personas.

¿Qué dicen los expertos?

El académico de la Escuela de Ingeniería Civil Oceánica de la Universidad de Valparaíso, Mauricio Reyes, señaló en La Tercera que: "la principal enseñanza de ese sismo y tsunami es que debe ocurrir nuevamente y debemos estar preparados para ello. Son fenómenos cíclicos en una escala geológica que supera a la percepción humana. Los avances científicos permiten que ello se pueda afirmar con absoluta certeza".

"El tema es que no hay suficiente preparación. Y ello comienza en la falta de conciencia de las vulnerabilidades existentes: mucha pobreza y precariedad estructural de los edificios más antiguos, mala planificación urbana y prácticamente nula educación en estos temas. Soy muy pesimista respecto a las consecuencias de un terremoto similar al de 1730 en Valparaíso y Viña del Mar", manifestó.

"Supera a la comunidad costera"

Reyes también aseguró que: "esto supera a la comunidad costera. El país completo debe mejorar los métodos educacionales. La principal vulnerabilidad es la mala educación de la gente, pues, en general, no está preparada para entender bien estos fenómenos tan complejos".

"Para salvar vidas humanas, la comunidad costera debe tener, al menos, acceso a información real de las circunstancias de riesgo a las que se exponen en el borde costero. Esto es especialmente relevante para los turistas extranjeros, que tienen mucho menos cultura sísmica", agregó.

En ese sentido, sostuvo que: "cuando ocurra el terremoto similar al de 1730, lo cual debe ocurrir, la historia de nuestras ciudades va a cambiar para siempre y muy dramáticamente. Es urgente que los tomadores de decisiones asignen la seriedad que merecen estos temas y se comprometan a construir un país más resiliente". 

"Cuando eso pase va a generar tsunami probablemente grande"

Por su parte, el también académico de la Escuela de Ingeniería Civil Oceánica de la Universidad de Valparaíso, Patricio Winckler, tiene una opinión similar a la de Reyes.

"El sismo de 1730 es uno de los más grande desde que llegaron los españoles a Chile, hay poco registro, pero mucha crónica histórica que muestra los efectos, por ejemplo, en algunas iglesias, como las de La Matriz y Los Agustinos y el monasterio de los Mercedarios", explicó.

"Durante estos 290 años han ocurrido otros terremotos, como el 1906 ó 1922, pero fueron profundos y en vez de desplazar la ruptura más cerca del agua fueron más interiores, con mucho levantamiento de la costa; pero si el terremoto es más cerca del mar es más bajo, como el de 1730, que probablemente rompió toda la zona interplaca", agregó.

"En la zona baja de la placa, más cercana al mar, no se movió mucho con los sismos de 1906 y 1922, por eso se especula que aun estaría acoplada y sería esperable que esa zona tenga un movimiento similar y cuando eso pase va a generar tsunami probablemente grande. Cada año la placa de Nazca se acerca 10 centímetros a la placa sudamericana, por lo que en casi 300 años ya habrían cerca de 30 metros de desplazamiento relativo acumulándose", afirmó.

Efectos del tsunami

Sobre los posibles efectos de un tsunami de estas características, Winckler indicó que: "inundaría todo el plan de Valparaíso y Viña del Mar, y el tema es cómo se evacúa a la gente".

"El plan de la Ciudad Jardín es muy grande, por lo tanto es necesario implementar la evacuación vertical en edificios públicos y que exista una ordenanza de urbanismo y construcciones para que los privados abran las puertas. En Valparaíso está más cercano el pie de cerro, pero existe el concepto de microvulnerabilidad, que significa que los edificios se van a venir abajo", sostuvo.