Pescadores nipones piden al Gobierno japonés no liberar el agua contaminada de Fukushima al Pacífico por su “impacto catastrófico" no sólo ahí, sino que terminaría llegando a América y en especial a Chile

Pescadores nipones piden al Gobierno japonés no liberar el agua contaminada de Fukushima al Pacífico por su “impacto catastrófico" no sólo ahí, sino que terminaría llegando a América y en especial a Chile

Declararon que “se oponen vigorosamente” al paso, que “claramente causará daño a la reputación” de la industria pesquera del país.

Representantes de la industria pesquera de Japón solicitaron a las autoridades del país impedir la liberación en el océano Pacífico del agua radiactiva de la planta nuclear de Fukushima, destruida por el tsunami que azotó a la nación el 11 de marzo de 2011.

“Estamos totalmente en contra de la liberación del agua contaminada en el océano, porque podría tener un impacto catastrófico en el futuro de la industria pesquera de Japón”, declaró este jueves Hiroshi Kishi, presidente de JF Zengyoren, la federación de cooperativas pesqueras del país, durante una reunión con las autoridades de la nación en Tokio.

 

En su opinión, si se da este paso, otros países pueden restringir la importación de productos pesqueros desde Japón.

Nos oponemos vigorosamente a la liberación del agua contaminada al océano porque esto claramente causará daños a la reputación”, afirmó, por su parte, Toshihito Ono, jefe de la asociación de procesadores de productos derivados de la pesca en la prefectura de Fukushima.

A pesar de su rechazo, ambos representantes del sector no propusieron otras soluciones para deshacerse del agua acumulada.

Paso “inofensivo”

El agua fue utilizada para enfriar los reactores fundidos de la planta, después de que se derritieran durante el accidente nuclear. Más de 9 años después, el agua radioactiva continúa acumulándose, sumando ya más de un millón de toneladas en unos tanques que alcanzarán su límite en el 2022.

En febrero de este año, los expertos dirigidos por el Ministerio de Economía, Comercio e Industria de Japón recomendaron al Gobierno liberar el agua radiactiva al océano. El panel de especialistas llegó a la conclusión de que esa opción sería preferible al método de evaporación del agua a la atmósfera mediante ebullición.

En referencia al impacto en la salud, el Ministerio aseguró que cualquiera de los dos métodos es “bastante inofensivo”.

Vía RT