Roma: Piscina de 2500 años de antigüedad intriga a los arqueólogos

Roma: Piscina de 2500 años de antigüedad intriga a los arqueólogos

Descubrieron un complejo de piscinas de piedra y edificios que datan del siglo VI antes de Cristo. El hallazgo está ubicado en Malafede, una localidad en las afueras de Roma

En junio de 2019, durante las excavaciones previas a la construcción de un complejo residencial y comercial en Malafede, una localidad ubicada en las afueras de Roma, se encontraron rastros de un conjunto de obras que fueron investigadas para conocer su origen. La conclusión a la que llegaron los arqueólogos, después de más de un año de trabajo, es que se trata de una piscina monumental de piedra de 48 metros de largo y 12 de ancho, llena de agua, bordeada por estructuras de toba, con un tobogán que conduce a su interior.

De acuerdo con el periódico Reppublica, el descubrimiento ha vuelto a despertar el asombro por las extraordinarias habilidades de ingeniería de los antiguos romanos. El complejo de piscinas, dispuesto en un terreno de dos hectáreas, data del siglo IV antes de Cristo y está rodeado por edificios y construcciones de la misma época.

Respecto de la posible función de la piscina, se plantea un interrogante. Según los investigadores, la obra puede haber sido parte de un sistema de explotación del agua, un lugar de almacenamiento de agua para uso agrícola y ganadero o un espacio dedicado a los rituales.

Frente al hallazgo, Daniela Porrola superintendente de Roma, le dijo al diario italiano que "un descubrimiento tan significativo renueva el asombro hacia Roma y hacia las infinitas historias que todavía tiene para contar: la revelación ha dejado sorprendidos incluso a los arqueólogos".

Con el mismo entusiasmo, Barbara Rossi, directora científica de la excavación, aseguró que "se trata de un lugar importante no solo por la monumental piscina sino también por la gran cantidad de materiales y objetos que se han identificado: madera, terracota, objetos metálicos e inscripciones, entre otros".