Un Padre se fue preso por negar a que su hija de 5 años la conviertan en niño.

Un Padre se fue preso por negar a que su hija de 5 años la conviertan en niño.

Un ciudadano de la provincia de British Columbia en Canadá, fue encarcelado el pasado martes 16 por expresarse públicamente en contra del tratamiento hormonal que su ex esposa le impuso a su hija menor de edad.

Robert Hoogland había presentado un amparo ante la justicia tratando de que se frene lo que en Canadá se conoce como «tratamiento de afirmación de género», argumentando que esto provocaría daños permanentes sobre la salud de su hija y que él no daba su consentimiento como padre para que esto ocurra.

La justicia progresista canadiense rechazó su pedido y le informó que su consentimiento no era «relevante» para dicho tratamiento. El juez de turno le advirtió que si salía públicamente a expresar su rechazo al tratamiento, sería acusado de “violencia familiar” y encarcelado, que es lo que terminó ocurriendo.


Por su parte, la ex esposa de Hoogland, principal promotora del tratamiento hormonal de su hija, tiene el amparo del sistema médico y judicial canadiense.



En la escuela de la niña se les enseña a muy temprana edad sobre teoría de género, con material que es parte del programa SOGI 123, que se implementa en las provincias de British Columbia y Alberta, y busca lograr que «los niños puedan ser conscientes de que su género puede ser distinto a su sexo».

«Todos tienen una orientación sexual y aparte una identidad de género», lee el título del programa. «SOGI 1 2 3 ayuda a los educadores a hacer que las escuelas sean inclusivas y seguras para los estudiantes de todas las orientaciones sexuales e identidades de género».

Hoogland protestó públicamente contra el «abuso infantil» que se le estaba impartiendo a su hija. Esto habría llevado a su arresto.

A lo largo de la escuela primaria la niña presentaba problemas de conducta, y las autoridades escolares le dijeron a los padres que dichas dificultades «probablemente» se debían a una «disforia de género».

Según denunció el padre, el colegio tomó cartas en el asunto sin su consentimiento. Por ejemplo, en el último año de sus estudios primarios, el clásico anuario que reciben los alumnos al terminar dicho ciclo se refería a ella con un nombre de varón, siendo un consejero escolar el que cambió su nombre sin informar a los padres.



Su abogado trabaja arduamente para lograr su pronta liberación apelando a que la detención es ilegal, debido a que Hoogland fue arrestado sin conocimiento de un inminente juicio, lo cual es una violación a la Carta Canadiense de Derechos y Libertades.




Canadá