Video: La Historia del Bebe mas negro del mundo

Video: La Historia del Bebe mas negro del mundo

La diversidad de razas es increíble y todo se debe a la maravillosa genética. Una persona puede tener rasgos completamente diferente a otra incluso si se trata de parientes. Por eso es que las personas somos tan diversas y es una diversidad hermosa. A pesar de pertenecer todos a la raza humana, podemos ser diferentes en rasgos físicos y las diferencias son notorias.

Pincha Aqui el video del Bebe

El problema está en que hay prejuicios que indican que algunas características físicas son mejores que otras, sobre todo si se trata de color de piel. Como ejemplo, el color negro se asocia a una clase distinta de personas (probablemente es una idea absurda que flota en el subconciente debido a la trata de esclavos en los tiempos de antaño). No estamos de acuerdo con eso, ya que el color de piel no define al ser humano en ningún aspecto.

En relación a lo anterior, hace años conocimos del caso de un niño famoso por ser considerado como el “niño más negro del mundo”, hoy ya está más grande y te contamos cómo está él.

Esta historia es sobre Edam, un pequeño que nació en Sudáfrica y que tiene una piel y unos ojos tan negros que incluso en su zona donde es común este tipo de piel causó un gran asombro. Los medios también se vieron atrapados por la incomparable pigmentación de su piel. Es increíble,  pero incluso en distintos países de África prevalecen muchos prejuicios por lo que a este pequeño lo discriminaron al punto de considerarlo el resultado de magia negra e incluso de hechicería maligna. Sin embargo, con el paso del tiempo y  el cuidado y cariño de las personas del hospital, la familia recapacitó y decidieron quedarse con él.

Su piel no es otra cosa que una maravilla genética, no existe nada místico detrás, es más, el niño creció ahora y se encuentra cada día más sano y fuerte. Tanto revuelo mediático provocó que este pequeño se convirtiera prácticamente en un símbolo nacional.

Esta es la foto actual de Edam, se ve sano y creciendo sin problemas. Estamos muy contentos con que su familia lo haya aceptado y esté cuidando al pequeño.